Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Se colocarán en la calle para vigilar la entrada y la salida de alumnos y docentes. Buscan prevenir la venta de drogas y otros delitos.

La Provincia instalará cámaras de seguridad, tipo domo, para controlar el entorno de 50 escuelas provinciales con la intención de prevenir hechos delictivos, venta de drogas y hechos de violencia.

La noticia fue primicia de LaVoz.com , y unas horas después fue anunciada en conferencia de prensa por el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, y el de Educación, Walter Grahovac. Lo hicieron, además, después de que este diario realizara consultas con autoridades provinciales para confirmar la información. Antes de las 15, los funcionarios desconocían detalles del sistema de vigilancia y monitoreo por videocámara.

La iniciativa se enmarca en el Plan Provincial de Seguridad Social Ciudadana que, el año pasado, introdujo videocámaras para evitar el robo de bebés en cuatro hospitales de la ciudad de Córdoba y en otros 15 del interior provincial. Se prevé una inversión de 6,5 millones de pesos.

Grahovac había confirmado al mediodía que se trata de un plan piloto que controlará el entorno de las escuelas. Se instalarán en la calle “para brindar seguridad a niños y docentes”, aunque aún no están determinados los barrios ni los establecimientos.

Las cámaras contarán con un sistema que permite observar 400 metros a la redonda y que son monitoreadas directamente desde la Central de Policía. No se colocarán en el interior de los establecimientos.

Grahovac reconoció que, por la inseguridad, en algunas escuelas hay dificultades para conseguir docentes. Por otra parte, planteó que podría ser “una alternativa de seguridad en lugares públicos” donde se reúne mucha gente.

Para la decisión se tuvieron en cuenta los datos que arrojan las videocámaras ya existentes en plazas, hospitales y otros lugares públicos que estarían indicando una caída en la cifra de delitos y hasta en un cambio de comportamiento de las personas en zonas monitoreadas.

Sí, pero con límites. Desde el gremio docente aseguraron que acuerdan con la instalación de cámaras en zonas de ingreso y egreso, en áreas de tránsito y administrativas. Oscar Ruibal, de la Unión de Educadores de la Provincia (UEPC), indicó que no hay una normativa al respecto pero, dijo, las cámaras no deberían instalarse en salas de profesores, de computación o en aulas.

Algunos colegios privados utilizan las videocámaras desde hace tiempo, pero desde el gremio sugieren que si se instalan en aulas o en salas de reunión se prohíba su funcionamiento en horario escolar. “Debe ser un elemento para la seguridad y no ser utilizado para control o seguimiento del personal docente”, planteó Ruibal.

El llamado a licitación pública del Ministerio de Gobierno para la adquisición de 50 cámaras para las escuelas se publicó el lunes en elBoletín Oficial .

El presupuesto oficial para su adquisición e instalación es de 6.560.000 pesos.

Los domos son de la marca Bosch y tienen una visualización de 360 grados con un zoom de 700 metros. Se pueden instalar en cualquier punto de la Capital ya que se controlan con fibra óptica o con redes inalámbricas punto a punto.

Claudio Vignetta, comisario a cargo del Centro de Control Operativo, dijo que “van a servir para la prevención de delitos en las inmediaciones del colegio. Vamos a cuidar la escuela y controlar cinco cuadras a la redonda de la institución”.

FUENTE: www.lavoz.com.ar