Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La Coordinadora Vecinal de Latina y Carabanchel ha denunciado ante la Agencia de Protección de Datos el abandono de ficheros de índole personal en las instalaciones del clausurado centro de menores Los Rosales, cuya residencia ocupaba parte de los terrenos de la antigua cárcel. Uno de los portavoces de la Coordinadora, Pedro Casas, ha explicado a Europa Press que presentaron la denuncia el pasado 25 de octubre después de tener conocimiento de que algunos ficheros habían quedado abandonados en el que era el centro de menores Los Rosales, dependiente de la Comunidad de Madrid.

El pasado mes de abril los internos y los profesionales que trabajan en el él fueron trasladados a otras instalaciones clausurando de este modo la actividad en Carabanchel. Las dependencias se quedaban entonces "sin ningún tipo de seguridad, abiertas de par en par, para que entre cualquiera y coja lo que quiera", ha expuesto Casas.

Dentro quedaban ficheros personales de distinta índole, ha explicado Pedro Casas, como los que detallaban los medicamentos que tomaban los internos, con su nombre y apellidos. Otros documentos detallan las veces que los menores renunciaban a sus horas para salir al patio.

También hay fichas sobre los propios educadores. Así, con su firma, nombre, apellidos y DNI está al alcance de la mano de cualquiera que entre en las antiguas instalaciones toda la información relativa a la solicitud de días libres o los cambios de horarios.

"Es algo muy grave, estamos hablando de datos completamente privados. Es una cosa escandalosa", ha mantenido Pedro Casas, que ha considerado que "no es lógico" que se "abandone" información de este tipo en una institución "tan delicada" como un centro de menores. En este punto ha subrayado que con esos datos sin resguardar los trabajadores "podrían llegar a sufrir represalias".

 

FUENTE:  www.que.es