Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

“Defiendo la privacidad. No me he pasado al enemigo”

El miembro español del comité de Google augura que será difícil aplicar el derecho al olvido

Google, el gigante estadounidense de Internet, ha nombrado a un comité internacional para aplicar la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que reconoce el derecho de los ciudadanos a suprimir del buscador aquellos datos irrelevantes y sin interés público que les afecten. José Luis Piñar, catedrático de Derecho Administrativo y vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad San Pablo CEU, forma parte de este grupo de expertos en el que también figuran el relator de la ONU para la protección de datos, Frank La Rue; el fundador de Wikipedia, Jimmy Wales, y los profesores Luciano Floridi (Universidad de Oxford) y Peggy Valcke (Lovaina). A la espera de que comiencen sus trabajos —tarea por la que no cobrarán—, Piñar afirma que la sentencia tiene “muchas aristas” y es técnicamente “muy problemática”. Pero por encima de todo, defiende la privacidad como un derecho fundamental. Cree que en su nombramiento ha pesado el hecho de que entre 2002 y 2007 dirigió la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), precisamente el detonante de la sentencia del Tribunal de Luxemburgo. Desde ese cargo fundó la Red Iberoamericana de Protección de Datos.

Pregunta. ¿Quién le propuso?

Respuesta. Imagino que ha influido el hecho de que haya sido director de la AEPD. En esa época tuve una relación cercana con el responsable mundial de privacidad de Google. Nos reuníamos muchas veces para marcar las líneas rojas. Eran los tiempos en los que empezaba Gmail y se discutía si Google escaneaba o no los correos electrónicos para que apareciera publicidad personalizada. Vimos que no había intervención humana sino una gestión mecánica y que no se conservaban los datos personales. Además, parece lógico que haya un español porque la sentencia se refiere a un caso planteado por España.

LEER NOTICIA COMPLETA

FUENTE:SOCIEDAD -EL PAIS