Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Condenada a pagar 4.200 euros una asociación que denunció el abandono de fichas de presos de Carabanchel

El Tribunal Supremo ha impuesto unas costas de 4.200 euros a una de las asociaciones de vecinos que denunciaron arbitrariedades en la Agencia Estatal de Protección de Datos a cuenta del abandono de fichas de presos de la antigua cárcel de Carabanchel, al desestimar el recurso presentado por estas asociaciones contra la tasación de las mismas.

Según las asociaciones de vecinos de los barrios cercanos a los terrenos de la antigua cárcel, Aluche, Carabanchel Alto, Lucero Cerro Mica, Puerto Chico y las Águilas, diez años después del cierre del penal en 1998 todavía quedaban abandonadas en su interior decenas de fichas de antiguos presos, expuestas a la mirada de cualquier visitante de un recinto que no contaba con ninguna vigilancia ni protección.

Así, el 19 de febrero de 2008 presentaron denuncia ante la Agencia Estatal de Protección de Datos (AEPD) contra la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias por lo que podría constituir una falta en la custodia de datos de carácter personal y confidencial.

Según relatan, se inició un procedimiento por el que los inspectores de la AEPD comprobaron que la documentación aportada en la denuncia correspondía con información incluida en ficheros bajo custodia de Instituciones Penitenciarias, y por eso mismo, el director de la citada agencia acordó, con fecha 13 de enero de 2009, iniciar procedimiento de declaración de infracción a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias por presuntas infracciones de la ley de Protección de Datos tipificadas como graves.

Pese a las conclusiones a que llegó la instrucción por parte de los servicios de la inspección de la AEPD, el director de la Agencia Española de Protección de Datos resolvió, con fecha 25 de mayo de 2009, declarar el archivo del procedimiento, por "no haber podido obtener pruebas que corroboren y acrediten la responsabilidad de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en los hechos denunciados".

Leer noticia completa

FUENTE:elmundo.es