Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Cuñado de Patxi López
Archivada la querella contra Melchor Gil
•El dirigente socialista empleó 292 billetes de 500 euros, 179 de 200 euros, 17 de cien euros, 254 de 50 euros, 555 de 20 y 500 billetes de diez euros para pagar su chalé en Castro
•El Ministerio Público archiva la denuncia por entender que no había fraude fiscal, ya que para ello las cantidades defraudadas tienen que sobrepasar los 120.000 euros anuales.

La causa contra el cuñado del lehendakari Patxi López y dirigente del PSE, Melchor Gil, ha sido archivada según ha podido saber ONDA VASCA.  Gil estaba siendo investigado por la Fiscalía después de que su expediente se hubiera filtrado de Hacienda y se supiera que no había podido demostrar la procedencia de 400.000 euros con los que pagó su chalé en Castro. Según fuentes de la Diputación de Bizkaia, a finales de mayo estará lista la investigación sobre el origen de esta filtración.

BILBAO. Melchor Gil, cuñado del lehendakari Patxi López y uno de los hombres fuertes del PSE en Euskadi, declaró el 29 de febrero ante la Fiscalía del País Vasco en el marco de una investigación abierta por un presunto delito económico cometido por él y su esposa, M. C. G. C., entre los años 2005 y 2009. El dirigente socialista gastó 419.074 euros en esos cinco años cuyo origen no ha podido justificar. Gran parte de ese dinero, que Hacienda ha comprobado que no salió de ninguna de sus cuentas corrientes o de las de su mujer, fue destinado a pagar una parcela de terreno ubicada en Castro Urdiales (Cantabria) por 146.407 euros y la posterior construcción de un chalé por valor de 669.514 euros.

Melchor Gil pagó gran parte de su chalé en Castro con dinero en efectivo cuyo origen no ha podido justificar.

De los 669.514 euros que cobró el constructor del chalé, 270.000 los cumplimentó mediante dos transferencias bancarias y el resto, 399.514, con diez pagos en efectivo (estos 399.514 representan la mayoría de los 419.074 euros cuyo origen se desconoce; el resto se contabiliza en ingresos en sus cuentas tampoco justificados).

De estos últimos 399.514 euros destinados a sufragar el chalé, 212.299 están controlados hasta el extremo de saber con qué billetes se pagaron. Corresponden a seis entregas en efectivo en las que el BBVA detalló el número y el tipo de billetes empleados en el justificante de ingreso, realizado a contravalor de Melchor Gil.

En los otros cuatro pagos solo figura la cantidad aportada pero sin especificar el tipo de billete.
PAGO EN METÁLICO

Según ha podido contrastar Grupo Noticias, el dirigente socialista empleó 292 billetes de 500 euros, 179 de 200 euros, 17 de cien euros, 254 de 50 euros, 555 de 20 y 500 billetes de diez euros. Y todo ello sin que, durante el mismo periodo en el que realizó estas aportaciones, se registraran movimientos en alguna de las cuentas bancarias en las que figura como titular o cotitular, sin que sacara dinero de ellas. El análisis de sus libretas de ahorro también revela que la pareja no utilizó para estos desembolsos un préstamo hipotecario que le fue concedido el 16 de mayo de 2007 por un importe máximo de 360.000 euros.

El dirigente socialista justificó el dinero negro  aportando un contrato con un prestamista de Sevilla investigado meses más tarde por blanqueo de capitales para intentar justificar los 419.074 euros cuyo origen no ha podido determinar.

DOCUMENTACIÓN

El vicesecretario general del PSE de Bizkaia tardó cuatro meses en entregar parte de la documentación solicitada por la subinspectora de Hacienda que ha estado al frente de las pesquisas. Las autoridades tributarias le pidieron el 23 de julio de 2010 los movimientos registrados en sus cuentas entre el 1 de enero de 2005 y el 31 de diciembre de 2008, y no obtuvieron respuesta hasta el 17 de diciembre del mismo año, casi cuatro meses después.

PAGO A HACIENDA POR EL 'FRAUDE'

Las irregularidades con Hacienda han costado un dineral a Melchor Gil y a su esposa. El cuñado del lehendakari y su mujer han debido ingresar en las arcas públicas de Bizkaia casi 300.000 euros por sus respectivos fraudes cometidos entre 2005 y 2009. Cincuenta millones de las antiguas pesetas que sumados a los 815.921 euros que invirtieron en comprar el terreno en Castro y edificar el chalé con piscina (casi 136 millones de pesetas) dan como resultado que el matrimonio ha manejado en estos años más de un millón de euros (unos 184 millones de pesetas). Parte de ese dinero es de origen desconocido.

JUEZ AFÍN AL PSE

La Agencia Vasca de Protección de Datos adquirió cierta relevancia recientemente después de que el cuñado del lehendakari y hombre fuerte del PSE Melchor Gil interpusiera una denuncia ante este organismo por la filtración de su expediente fiscal, el cual reflejaba que la Fiscalía estaba investigándole por un presunto delito económico.

Iñaki Pariente de Prada se ha colocado al frente de la Agencia de Protección de Datos.

De Prada, jurista de profesión,  también fue cabeza de lista del PSE en el municipio guipuzcoano de Idiazabal en las pasadas elecciones municipales, donde solamente obtuvo catorce sufragios. Además de profesor de Derecho Internacional Público y Derecho Comunitario Europeo de la UPV/EHU, Pariente de Prada también ha ejercido la profesión de juez sustituto en los juzgados de su Donostia natal.

El nuevo director de la Agencia Vasca de Protección de Datos ha sido el último ejemplo de una larga lista de personas afines al lehendakari o al PSE que terminan como altos cargos del Gobierno vasco.

VPO EN TXURDINAGA

La vivienda de Melchor Gil en Txurdinaga está calificada en el Registro de la Propiedad como vivienda de protección oficial. La información detalla que consta de una superficie aproximada de 88,39 metros cuadrados distribuidos en vestíbulo, cocina, tendedero, terraza, baño, aseo, salón y tres habitaciones, más una plaza de garaje.

En 1993, año en el que se escritura este piso de Txurdinaga, Melchor Gil ocupaba el cargo de secretario general de las Juventudes Socialistas (1987-1993) -hasta 1995 ejerció como secretario General de JSE-Egaz-. Por aquel entonces, la Consejería de Vivienda del Gobierno vasco, responsable del bloque de viviendas, recaía en manos del también socialista José Antonio Maturana.

El matrimonio Gil, como el resto de vecinos de los seis portales que forman el bloque, cumplió los requisitos exigidos por el Gobierno vasco para acceder a este tipo de vivienda cuando formalizó la escritura: no tener otra vivienda en propiedad y un determinado nivel de renta, marcado por un mínimo y un máximo de ingresos estrictamente tasados por ley.

Según explican a este periódico fuentes relacionadas con el Departamento de Vivienda, el único requisito que se exige a los dueños de estos pisos de VPO es que residan en ellos. También han aclarado que es totalmente legal que, una vez adquirida la vivienda cumpliendo los requisitos legales, el propietario pueda hacerse con otras propiedades. Siempre, eso sí, que continúe viviendo en el piso de protección oficial adjudicado.

FUENTE:Noticias de Álava