Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Pineda sostiene que no cometió delito con los datos de los vecinos


El alcalde de Rafal, Manuel Pineda, sostiene que la Agencia de Protección de Datos no le ha sancionado y acusa al PP de mentir «dentro de su estrategia de acoso y derribo». Pineda indica que lo que ha hecho la APD es apercibirle por haber enviado cartas de felicitación de cumpleaños a algunas personas sin la autorización de las mismas. «Esa es la llamada de atención y no otra, que nadie se confunda», recalca. El primer edil subraya que la estrategia que mantiene el PP de Rafal «es producto de no haber asimilado todavía que han perdido las elecciones» y recordó a los populares que el anterior alcalde del PP, José Arrónis, «estaba implicado en el caso Brugal, algo muchísimo más grave, porque se trata de un caso de corrupción escandaloso, y nosotros no pedimos la dimisión sino todo lo contrario, nuestra actitud fue de respeto».


El alcalde dice que los populares «deberían callar porque ha dejado al pueblo arruinado, sin un duro, gastaron de más y son los ciudadanos los que están pagando las consecuencias», porque a él le ha tocado «subir las tasas e impuestos porque sino se va a la bancarrota». Asimismo les pide que dejen la política «y respetar a los ciudadanos, en vez de mentirles con acusaciones que son falsas para tener un poco de protagonismo en los medios».

FUENTE:La Verdad (Alicante)