Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

España

La Ley de Transparencia no se aplicará hasta un año después de su aprobación

El Consejo de Ministros ha incorporado al anteproyecto de Ley de Transparencia las aportaciones que realizaron los ciudadanos a esta norma que obligará a los políticos a informar desde en qué gastan el dinero público, cuál es su sueldo o qué contratos conceden. Pero esta norma tardará en ser una realidad: ahora pasa a los órganos consultivos, las Cortes no la examinarán hasta el año que viene y empezará a aplicarse un año después de su aprobación, salvo en la parte del Buen Gobierno, que será inmediata


El Consejo de Ministros de este viernes ha incorporado algunas de las aportaciones de los ciudadanos al anteproyecto de la Ley de Transparencia, con la que nuestros políticos y la Administración estarán obligados a ser más transparentes en sus cuentas y gastos.

Pero la ley tardará aún mucho en ser una realidad. Según ha explicado la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría,la norma pasa ahora a los órganos consultivos como la Agencia de Protección de Datos y el Consejo de Estado. "Es una ley compleja", ha dicho.

En su opinión, los grupos querrán hacer muchas aportaciones así que calcula que no será aprobada "hasta el próximo periodo de sesiones", que arranca en septiembre.

Hasta un año después, nada de nada

Sáenz de Santamaría ha explicado que la parte del Buen Gobierno -es decir aquella que afecta a las sanciones a los políticos que incumplan el objetivo de déficit u oculten facturas-  entrará en vigor "el mismo día de su publicación en el BOE".

Pero la parte de Transparencia - la que obliga a la Administración a hacer públicos los sueldos de los altos cargos, los contratos, subvenciones etcétera a través de una web-  no lo hará hasta un año después de su aprobación para, según ha explicado Sáenz de Santamaría, dar tiempo a adecuar las aplicaciones informmáticas de La Moncloa para colgar toda esta información en la Red.

La vicepresidenta ha destacadoque España pondrá en marcha la Ley de la Transparencia en un año mientras que otros países como Reino Unido "no la puso en vigor hasta pasados cinco años".

"Ya que somos los últimos" en tener una Ley de Transparencia, ha dicho Sáenz de Santamaría, se ha tratado de recortar ese tiempo porque "nos está costando puntos en todos los ránkings internacionales" sobre transparencia.

¿Qué se ha incorporado?

El Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de Ley de Transparencia y Buen Gobierno después de incluir parte de las aportaciones que realizaron los ciudadanos a través de una web creada a tal efecto.

En concreto, se ha aceptado la petición de ampliar a más sujetos esta nueva ley. Por eso, se ha aprobado incluir a los colegios profesionales y a los adjudictarios de contratos, que también estarán sometidos a las obligaciones que implica esta ley.

Además, se se va a ampliar la información en materia de contratos en materia de desestimientos o renuncios o contratos menores, ha explicado la vicepresidenta.

Otro aspecto importante es que "un organismo independiente" se ocupará de velar por la ley de Transparencia, que será la Agencia de la Transparencia. "Reforzamos su independencia con un nombramiento similar al de organismos supervisores" como la Comisión Nacional del Mercado de Valores, ha dicjo Sáenz de Santamaría.

No al silencio positivo

A lo que se ha negado el Gobierno es a la petición de que el silencio administrativo sea positivo en vez de negativo, es decir que la Administración esté obligada a contestar aunque afecte a leyes como la de la seguridad nacional.

Según Sáenz de Santamaría, cuando el silencio es positivo "haya o no respuesta, pasado el tiempo se le da el derecho a tener una respuesta" y eso ante "numerosas peticiones" puede "generar un conflictio importante" porque "se deduce que le tienen que dar esa información con independencia de que pueda vulnerar leyes como la de seguridad nacional"

Respecto a la Casa Real, a la que no afectará esta norma, la vicepresidenta ha recordado que a la Familia Real británica tampoco le afecta la ley de transparencia del Reino Unido, "pese a que esta ley siempre se pone como ejemplo".

Sanción a quienes incumplan el déficit

La ley impondrá sanciones a los políticos que oculten facturas, incumplan el límite de déficit público o no aporten la documentación requerida por los tribunales o los órganos de fiscalización contable. Pero incluso irá más allá, porque incurrirán en delito los cargos que despilfarren el dinero público.

Así, el Ministerio de Hacienda podrá actuar contra aquellos altos que, con su conducta, vulneren la Ley de Estabilidad Presupuestaria, normativa que, además, confiere al Estado las armas para poder intervenir a las Comunidades Autónomas que incumplan los planes de ajuste.

Con el paso dado en este Consejo de Ministros, el  anteproyecto de Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, incorpora las aportaciones que realizaron los ciudadanos a través de una web creada a tal efecto.

En total, en poco más de 15 días se recibieron más de 3.600 contribuciones a través de www.leydetransparencia.gob.es

FUENTE:Lainformacion.com