Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

'CASO MELCHOR GIL'
142 trabajadores de Hacienda tenían acceso al expediente confidencial de Gil
La Diputación resuelve que la filtración del informe del cuñado del lehendakari no salió de su servicio fiscal, aunque la oposición cuestiona la protección de datos



La Hacienda foral de Bizkaia, dirigida por el PNV, reveló ayer que un total de 142 profesionales del Departamento tenían acceso al expediente confidencial del vicesecretario general de los socialistas vizcaínos, Melchor Gil, cuyos datos fiscales fueron filtrados a la prensa el pasado 13 de marzo. Aunque este área negó cualquier participación «física o informática» en la difusión del documento, la revelación sobre el aparentemente escaso blindaje de un material reservado causó una indisimulada «preocupación» en la bancada de la oposición. PSE, PP y Bildu coincidieron en cuestionar la protección del informe privado de un ciudadano, a la sazón dirigente de un partido y cuñado del lehendakari. En su opinión, el dossier estaba expuesto a un número «excesivo» de trabajadores.

Estas son las principales conclusiones de la investigación interna llevada a cabo por la Diputación para buscar el origen de la filtración del expediente de Gil. Al término del estudio, el diputado de Hacienda, José María Iruarrizaga, compareció ayer en las Juntas Generales de Bizkaia para subrayar que «no hay el más mínimo indicio contrastable» de que el dossier fiscal del vicesecretario del PSE vizcaíno «saliera» de su área.

Pero lo cierto es que salió de algún sitio bien documentado porque los datos supuestamente confidenciales de Gil llegaron de forma anónima a varios periódicos, entre ellos EL CORREO, a través de un servicio oficial de mensajería. El informe, de 200 páginas, se filtró el 13 de marzo en coincidencia con las pesquisas que entonces llevaba a cabo la Fiscalía a propuesta de la Diputación de Bizkaia. Esa investigación se ha cerrado el 15 de mayo sin consecuencias.

El Ministerio Público investigaba el patrimonio del dirigente del PSE por unos ingresos de procedencia dudosa que no había declarado a Hacienda entre los años 2005 y 2009. En total, 419.000 euros ocultados al fisco que Melchor Gil utilizó para la construcción de un chalé en Castro Urdiales, pagado en parte con billetes de 500 euros. Gil alegó que el dinero se lo habían prestado dos amigos sin vínculos políticos. La Fiscalía ha acabado por archivar la denuncia que había presentado la Diputación por un presunto caso de tráfico de influencias al no apreciar la existencia de delito penal.
Otras «fuentes»

El otro flanco abierto es la filtración. Desde el primero momento, destacados cargos del PSE vieron la mano del PNV detrás de la difusión de los datos reservados de su dirigente, en un intento por desgastar al lehendakari Patxi López. Una acusación negada por los jeltzales, que amenazaron con llevar a los tribunales a quienes incurrieran en «insidias». De forma paralela, el propio Melchor Gil presentó denuncias en los juzgados de Bilbao y ante la Agencia Vasca de Protección de Datos por la filtración del informe.

En su comparecencia de ayer, el diputado de Hacienda apuntó otras posibles «fuentes» que podrían estar detrás de la divulgación del dossier fiscal. Iruarrizaga recordó que el expediente también estaba al alcance de la Fiscalía, la parte afectada y el representante legal de Gil. Aunque garantizó «la confidencialidad» de los datos en poder de su Departamento, reveló que 142 personas autorizadas del área foral de Hacienda y Finanzas tienen acceso a informes de esa naturaleza. Sin embargo, aclaró que «no se ha apreciado el más mínimo indicio de acceso no justificado o de utilización indebida de ese expediente».

Sus explicaciones «defraudaron» a la oposición. Iñaki Egaña (PSE) calificó de «turismo fiscal» el hecho de que 142 trabajadores, más de un 10% de toda la plantilla, tuvieran acceso al expediente de Melchor Gil. Esther Martínez (PP) reclamó una comisión de investigación para determinar el origen de la filtración, aún «sin clarificar». «Si no ha salido de Hacienda, ¿de dónde?» se preguntó Joseba Gezuraga (Bildu). Por su parte, Unai Rementeria (PNV) mostró su «respeto por el buen hacer» de los 1.000 profesionales empleados en Hacienda en la lucha contra el fraude.

URL:http://www.elcorreo.com/alava/v/20120608/politica/trabajadores-hacienda-tenian-acceso-20120608.html

FUENTE:El Correo (Álava)