Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El Gobierno evita contestar si Fátima Báñez debe dimitir
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha rebajado la gravedad de la filtración de la ministra de Empleo sobre el ERE del PSOE. No lo ha desmentido y lo ha justificado diciendo que se ha dado a conocer "como otros" expedientes de regulación.


El PSOE, que acudirá la semana que viene a la Agencia de Protección de Datos y a la justicia, va a hacer de este asunto uno de los temas centrales de su ofensiva. Fuentes socialistas consideran que en la Moncloa están "muy nerviosos" y consideran que la respuesta dada por la vicepresidenta lo demuestra.



El Ejecutivo mira para otro lado cuando se le pregunta por la filtración de la ministra de Empleo y Seguridad Social. Hace unos días se conoció que Fátima Báñez había enviado por correo a un periódico un documento sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) del PSOE.

Hoy se le ha preguntado por el tema a la vicepresidenta. Soraya Sáenz de Santamaría ha eludido decir si debería asumir responsabilidades y dimitir. La ministra es una persona de su absoluta confianza. Durante la legislatura pasada, con el PP en la oposición, Báñez fue su mano derecha en el Congreso. Y cuando los conservadores ganaron las elecciones, Sáenz de Santamaría defendió su nombre para ocupar el cargo.

"De ese ERE se han conocido, en diversos medios de comunicación, distintas informaciones, como de otros ERES de numerosas empresas españolas de todos los ámbitos, -de las grandes son de las que lógicamente se conocen y se publican datos relativos a despidos, suspensiones, prejubilaciones, reducciones de jornada...- Datos que se divulgan y datos que se publican, como en este caso.", ha dicho rebajando la gravedad de lo ocurrido y sin referirse a su compañera de partido. Sáenz de Santamaría ha añadido que el Gobierno va a velar "por el cumplimiento de la legalidad y los derechos de los trabajadores que corresponden a un partido político que, en este caso, actúa como empresario".

El PSOE, que acudirá la semana que viene a la Agencia de Protección de Datos y a la justicia, va a hacer de este asunto uno de los temas centrales de su ofensiva política en las próximas semanas. Fuentes socialistas consideran que en la Moncloa están "muy nerviosos" por ello y consideran que la respuesta dada por la vicepresidenta lo demuestra. La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha insistido hoy en que Báñez debería abandonar su cargo.

La ministra no ha dado ninguna explicación pública. Y en el Partido Popular están muy preocupados por el desarrollo de los acontecimientos. De hecho, algunos de sus compañeros han preguntado directamente a Báñez por lo sucedido y al no obtener una respuesta, se han alarmado aún más.

FUENTE:Cadena Ser