Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

VALENCIA. La falta de una normativa autonómica sobre la implantación en los centros educativos de esta comunidad de los sistemas de videovigilancia y la exigencia de la Agencia de Protección de Datos a que los regule -después de la denuncia contra los dispositivos instalados en el instituto Abastos de Valencia- ha llevado al conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, a elaborar el borrador de una orden que ayer fue presentado a los sindicatos docentes en la mesa sectorial. 

La mayoría de los sindicatos rechaza la colocación de videocámaras en el interior de los institutos y reclama a Educación negociar las instrucciones que prepara.

"En el proyecto no solo habla de los accesos para controlar los actos vandálicos que se producen muchos fines de semana, sino de la posibilidad de la existencia de sistemas de videovigilancia en el interior de los centros docentes, es decir, pasillos y zonas comunes" señaló la Federació d'Ensenyament de CC OO, que criticó a la conselleria por redactar "unas instrucciones" sobre su utilización, que los sindicatos desconocen. 

En opinión de CC OO estos sistemas de control interior "solo deberían utilizarse excepcionalmente. Los centros docentes deben elaborar ante situaciones de violencia programas de prevención y estos programas en muchos casos podrían ser obviados para directamente implantar estos sistemas. La implantación de este tipo de cámaras debería basarse en el respeto más absoluto a la intimidad". 

Desde la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) de la UGT comentaron que "hasta ahora ha existido un marco legal disperso sobre la instalación de sistemas de vigilancia" en los centros y destacaron que el debate está en el lugar dónde se deben colocar.

Otra de las cuestiones principales es el registro y almacenaje del contenido de estas grabaciones por cámaras ya que se trata de menores cuyos datos o imágenes hay que protege. "Los institutos llevan dos años funcionando sin una regulación de este registro" recordaron en el STE-PV para el que es importante negociar los lugares en donde pueden ser colocadas.

Fuentes de la conselleria explicaron que se ha querido unificar criterios porque los directores no estaban obligados a comunicar el contenido de estas imágenes y a partir de ahora deberán hacerlo.

 

FUENTE: www.levante-emv.com