Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Facebook hará cambios en su privacidad en toda Europa tras una demanda realizada en la Agencia de Proteccion de Datos Irlandesa

 

Facebook deberá realizar las modificaciones pertinentes en su política de privacidad para mejorar la calidad de la misma, a raíz de una auditoría internarealizada por la Agencia de Protección de Datos Irlandesa.

Esat ta situación viene generada tras someterse  Facebook s a una auditoria por la Comisión de Protección de Datos de Irlanda tras registrar 22 quejas por parte de un estudiante de derecho, por guardar datos de usuarios que habían decidido eliminar. Esta denuncia no es la primera a la que la red social de Mark Zuckerberg se enfrenta. A finales de 2009, su creador ya fue denunciado por su nueva política de privacidad, pues, a juicio de las asociaciones norteamericanas “atentaba contra los derechos de sus usuarios”.

El centro de protección de datos del estado alemán Schleswig-Holstein declaró en agosto ilegales los ‘plug-ins’ sociales como el botón ‘Me gusta’, ya que expone el perfil del usuario. Las páginas web de este estado deberían haber eliminado dicho botón antes del 30 de septiembre para evitar ser multadas.

El estudiante que ha generado todo esterevuelo es Max Schrems. Este  pidió a Facebook una copia de sus datos en el mes de junio, y a partir de ahí cuando recibió el CD que contenía toda su información se dio cuenta de que ese contenido, previamente suprimido de su perfil en los tres años que llevaba unido a esta red, aún permanecía. Max Schrems, ha decidido plantarle cara a Facebook tras descubrir que esta red social mantenía 1.200 páginas con datos personales sobre él, a pesar de ejercer su derecho de cancelación. Por esta cuestión se enfrenta a una multa de 100.000 euros.

La compañía tiene su sede en Dublín, motivo por el cual han sido las instancias irlandesas quienes han formalizado la demanda. Desde Facebook han asegurado que pondrán en marcha cambios en toda la Unión Europea “que se implementarán paulatinamente”, extendiéndose poco a poco al resto del mundo. La mayor parte de las modificaciones tendrán que ver, fundamentalmente, con el control que tienen los usuarios de sus datos una vez salen de sus manos.

Por ejemplo, el uso de las etiquetas en las fotos. Hay quien no desea que su nombre aparezca en fotografías que no estén directamente en su muro, para evitar que se le pueda “rastrear” a lo largo y ancho de la red social. Facebook mejorará este aspecto e incluirá opciones para restringir el etiquetado. Lo mismo sucederá con la inclusión en grupos y, por supuesto, con el tránsito de los datos a terceras personas que pueda derivar en el envío de spam.

Otro aspecto que ha causado polémica, y en el que ha incidido la auditoría, es el nuevo sistema de reconocimiento facial de la red social. De modo similar a lo que sucede con el etiquetado, podrá desactivarse para aquellas personas que no quieran que su rostro esté incluido (y asociado a su nombre) en la base de datos de Facebook.

 

 

fuente:diariojuridico