Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

MÁLAGA
La Agencia de Protección de Datos expedienta al Ayuntamiento por sus cámaras de vigilancia
Un peatón denunció al Consistorio porque los objetivos captan imágenes de los jardines y calles cercanas al edificio

 

Las cámaras colocadas por el Ayuntamiento para vigilar su sede central, ubicada en la avenida de Cervantes, junto al paseo del Parque, se exceden en su cometido. Así lo considera la Agencia Estatal de Protección de Datos (AEPD), que ha abierto un expediente sancionador al Consistorio a raíz de la denuncia de un peatón que ha visto vulnerada su intimidad por la captación de imágenes que realizan estos visores, colocados tanto en el edificio de la Casona del Parque como en unos postes situados frente a su fachada. El expediente está en curso, si bien el equipo de gobierno confía en que no termine en una sanción económica porque se están tomando las medidas oportunas para corregir lo que captan las cámaras, de tal forma que su campo de visión se limite únicamente al edificio consistorial y sus accesos, no a los viales y zonas públicas que lo rodean, para lo que el Ayuntamiento tendría que recabar un permiso especial de la Subdelegación del Gobierno.
Según una respuesta del equipo de gobierno al grupo municipal de IU, la AEPD argumenta que, pese a la existencia de carteles que advierten a los viandantes de que se trata de una zona vigilada por la Policía Local mediante cámaras, ello supone un tratamiento «excesivo y no adecuado de las imágenes en relación con el ámbito y las finalidades que podrían justificar su recogida, toda vez que la seguridad demandada podría igualmente obtenerse por medios menos intrusivos para la intimidad de las personas afectadas».
La Agencia de Protección de Datos también apunta que el tratamiento de las imágenes captadas tiene que contar con el consentimiento del afectado, cuestión que no se ha acreditado, o estar prevista por una ley que no es la esgrimida por el Ayuntamiento para justificar la labor de estas cámaras, sino otra que exige una autorización gubernamental previa.
Recurso
La resolución sancionadora de la AEPD fue notificada al Consistorio el pasado 31 de octubre y el 31 de diciembre venció el plazo para que éste interpusiera un recurso contencioso-administrativo contra el expediente. Sin embargo, el concejal de Seguridad, Julio Andrade, señaló a este periódico que este recurso no se ha presentado finalmente porque se ha asumido el dictamen de la agencia estatal y se están tomando las medidas oportunas para dar cumplimiento a sus observaciones sobre la captación de imágenes por las cámaras situadas en torno a la Casona del Parque, que son controladas por agentes de la Policía Local que forman parte del retén de guardia del edificio.
«Es cierto que, al ser cámaras de moderna tecnología, tienen un mayor alcance que lo que es el perímetro del edificio en sí, por lo que estamos tomando las medidas necesarias para corregir esta situación», expuso Andrade, quien confió en que el expediente abierto no derive en una multa, «porque lo que la agencia pide es que se retiren o se reorienten las cámaras», añadió.
En ese sentido, informó de que ya se han tomando medidas provisionales para limitar en la medida de lo posible su campo de visión y que en los próximos días quedará terminado un informe para concretar las acciones definitivas que sirvan para dar respuesta a las apreciaciones de la AEPD. «Podríamos haber recurrido el expediente y contradecir a la agencia, pero creemos que es mejor tomar medidas técnicas para corregir el problema», dijo el edil. En ese sentido, apuntó que esas medidas pueden pasar por la reubicación de algunas cámaras, lo que podría implicar la realización de obras para variar el recorrido de los cables a los que están conectadas.
Demostración
«Una vez que tengamos el informe y tomemos las medidas necesarias, demostraremos técnicamente a la Agencia de Protección de Datos que ya no existe el problema que denunció el peatón y solicitaremos que se levante el expediente sancionador», aclaró Andrade. Esa demostración tendrá que hacerse con pruebas sobre lo que captan las cámaras una vez que sean modificadas.
Por su lado, el portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Pedro Moreno Brenes, criticó la actuación del equipo de gobierno en este asunto y apuntó que «las cosas hay que hacerlas conforme a la legislación vigente». «¿Es que no han pedido un asesoramiento adecuado para ver que eso no podía ser así? El gobierno del PP ha demostrado muy poco rigor en este caso. No conocer la ley no exime de su cumplimiento», dijo.

FUENTE:Sur Digital (Andalucía)