Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La agencia de protección de datos sanciona a IKEA por instalar cámaras
La multinacional tomaba imágenes de espacios públicos, es decir, situados fuera de las instalaciones que tiene en un centro comercial

 

La Agencia Española de Protección de Datos impuso una multa de 40.000 euros a IKEA por instalar cámaras en el local que la multinacional tiene en el centro comercial Marineda City sin advertir a los transeúntes que estaban siendo grabados. El Movemento polos Dereitos Civís denunció a la multinacional del mueble y un año y cinco meses después, según informó la entidad sin ánimo de lucro, la agencia de protección de datos multó a IKEA.

Las instalaciones, según la entidad, vulneran la normativa vigente sobre protección de datos, ya que la zona carecía de señales que indicase a los clientes del centro que estaban siendo grabados. El Movemento polos Dereitos Civís sostiene en un escrito enviado a los medios de comunicación que, tras la denuncia, la multinacional presentó fotos en las que se observaban las señales, que fueron "colocadas a posteriori".

"Las modificaciones realizadas por IKEA no convencieron a la agencia de protección de datos, ya que consisten en pinceladas y reorientaciones de las cámaras que pueden ser perfectamente reubicadas y colocadas en la situación inicial y que dieron lugar a la sanción", destacan los miembros del Movemento polos Dereitos Civís, quienes destacan que el colectivo considera que no existen "garantías" de que IKEA no vuelva a incumplir la normativa y ponga "en peligro" los derechos recogidos en la normativa vigente sobre protección de datos.

El organismo sancionador destaca que la empresa admitió la "inadecuada" colocación de las cámaras y que se comprometió a reorientarlas de forma que no graben la vía pública, ya que la compañía solo puede tomar imágenes dentro de sus instalaciones. "Sin embargo, no han acreditado que hayan retirado o reorientado una de las cámaras, que toma imágenes de la vía pública entendida como espacio libre de tránsito para las personas. En tal sentido, de la toma de imágenes de dicha cámara, se concluye que se trata de un espacio libre, por lo que no tiene sentido la captación de imágenes del centro de la plaza", señala la Agencia Española de Protección de Datos en su informe.

FUENTE:La Opinión A Coruña