Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La necesidad de que los centros escolares se dediquen también a educar en protección de datos, así como la pertinente privacidad en el uso cotidiano de las tecnologías de la información, forman parte de las conclusiones del informe del proyecto Prometeo.

Este proyecto se ha presentado hoy en una Jornada sobre Internet y protección de datos, en la que Alberto Leal Cazorla, director del Instituto de Enseñanza Secundaria Arturo Soria, de Madrid, ha alertado de que la protección de datos es una cuestión que está fuera de los curriculum de los colegios y que es importante que los menores tengan conocimiento de sus derechos.

Leal, también coautor del libro con las Conclusiones de la Investigación, ha señalado que también se han elaborado unos manuales didácticos para ayudar a protegerse en el uso de las tecnologías con las recomendaciones y consejos para hacer un buen uso de internet, en los que se ofrece información tanto para los padres y profesores como para los alumnos, estructurados en tres niveles de edad.

Los manuales están específicamente trabajados para las dudas o preguntas que pueda interesar a cada grupo de usuarios, de 9 a 11 años, 12-14 y 15-17, con información para que los jóvenes usuarios sepan que precauciones deben tomar para proteger su identidad; como no ofrecer los datos personales a cambio de servicios o regalos; no registrarse en páginas inseguras, y como saber identificarlas, o romper los mensajes en cadena y poner contraseñas.

Para los más pequeños, algunos consejos van en la dirección de animarles a valorar el contacto "cara a cara" con los amigos, a navegar y chatear junto con los padres y durante el tiempo pactado con ellos, así como no dar los datos personales, y ante la duda consultar.

También anima a los mayores de 14 años a denunciar ante la Agencia de protección de datos y explica los pasos a seguir.

Las conclusiones del estudio insisten en que el mejor remedio para que los jóvenes naveguen por internet con seguridad es invertir en su formación, y que debería tener un espacio en los programas educativos.

 

FUENTE: noticias.lainformacion.com