Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La compañía telefónica Movistar cargó una factura de 61.858 euros en la cuenta bancaria de una ovetense por error. Así lo reveló ayer la Unión de Consumidores de Asturias (UCE), que interpondrá dos denuncias en nombre de la asociada, una ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y otra ante la Agencia Española de Protección de Datos. Además, el colectivo baraja emprender acciones penales contra la empresa.

Según los datos facilitados por la Unión de Consumidores, una vecina de Oviedo recibió hace días una factura correspondiente al consumo del último mes que rondaba los 62.000 euros: 52.422 euros por los servicios y 9.436 de IVA. Y, lo más grave, según la UCE, es que la afectada “ni siquiera es cliente de la operadora desde hace más de cinco años”. Hace un lustro, esta ovetense efectuó “con toda normalidad una portabilidad hacia otra compañía de telefonía de la que sigue siendo cliente”, explicó Dacio Alonso, presidente de la UCE.

Además, añadió que, una vez que la reclamante puso en conocimiento de Movistar la incidencia, su situación no mejoró. La operadora “no ha facilitado información alguna que justifique” lo sucedido. Y dio “incluso por válida la factura emitida a pesar de reconocer que la reclamante no es cliente” de esta empresa. La UCE lamentó ayer que el “periplo interminable de llamadas y reclamaciones”, tanto por parte de la vecina como del colectivo, “haya caído en saco roto” ya que la compañía telefónica “no se ha manifestado formalmente al respecto”. Además, Alonso señaló que, “lejos de solucionarse el problema”, la mujer comprobó “atónita” cómo la empresa le cargó el importe íntegro de la factura pese a la apertura de una incidencia a su nombre en la que denunciaba los hechos, por lo que puso al corriente de lo sucedido al director de la entidad bancaria y a dio la orden de retrotraer el cargo. En este sentido, Alonso destacó las circunstancias personales en las que se encuentra la afectada, “a punto de realizar una importante transacción económica por una inversión”.

La UCE tildó ayer de “osado” el comportamiento de Movistar que, según indicó, “se permite el lujo de emitir y cargar una factura a nombre de una persona que no es cliente suya por valor de 62.000 euros pese a haber abierto una reclamación”.

 

FUENTE: www.lavozdeasturias.es