Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

  • Las diversas manifestaciones convocadas en la tarde de ayer para celebrar el Día de la Mujer reunieron a más de 20.000 de personas siendo las más concurridas las de Palma e Ibiza. En la capital balear, la manifestación empezó en la Plaza España y terminó en Sa Feixina, donde tuvo lugar la lectura de varios manifiestos, entre ellos el del Moviment Feminista de Mallorca (MFM), uno de los organizadores del acto. En la cabeza de los manifestantes se pudo leer una pancarta con el lema Somos la mitad. Sin las mujeres se para el mundo. 

    TTCS apoyo a la mujer

     

    También se pudieron ver carteles con diferentes mensajes como no somos histéricas, somos históricas o ni una +, ni una -. Cuando la manifestación pasó delante de los juzgados de Vía Alemania, se pudieron escuchar lemas com tranquila hermana, aquí está tu manada y no son muertas son asesinadas.

    También se repartieron folletos con frases para ser entonadas durante el acto como hoy me he decidido: derrocaré el patriarcado y banderas reivindicando el colectivo LGTBI. Al acto acudieron la presidenta del Govern, Francina Armengol.También se dejó ver Jaume Font, del PI y Josep Lluís Bauzá, de Ciudadanos. Sin embargo, ninguno de los representantes del PP acudieron al acto porque según ellos, el manifiesto del MFM está «instrumentalizado políticamente» y es «de izquierdas radical». Cabe recordar que ningún cargo público del Govern tenía agenda pública este viernes con el compromiso de dar apoyo a todas las reivindicaciones que propone el movimiento por la igualdad.

    En Ibiza, unas 3.000 personas participaron en la manifestación. La jornada arrancó con la presencia de piquetes informativos en zonas como el Mercado Nuevo o el Aeropuerto, aunque el seguimiento del paro fue escaso en el sector del comercio local. En Formentera, unas 300 personas participaron a mediodía en la concentración convocada en Sant Francesc.

    En la protesta de Ibiza, los participantes -en su mayoría mujeres- denunciaron en su manifiesto que Baleares es una de las comunidades con la tasa más alta de víctimas de violencia machista y hay escasos recursos para su atención.

    Entre otras cosas, criticaron que en Ibiza existe una «situación sin precedentes» por la falta de efectivos para la protección y seguimiento de los casos de violencia de género y la falta de instalaciones adecuadas a causa del incendio que arrasó el edificio que albergaba el Juzgado de Violencia sobre la Mujer. También lamentaron que la Oficina de la Mujer en Ibiza tenía a finales de 2018 una lista de espera de 44 mujeres víctimas de malos tratos a la espera de una cita con el área de psicología.

    La Comisión Feminista 8 de Marzo exigió además que se consideren las violencias machistas como una «cuestión que atañe a toda la sociedad y se tengan en cuenta sus distintas causas y dimensiones». También exigieron que el aborto esté fuera del Código Penal. Asimismo, denunciaron que el salario medio de las mujeres en Baleares es de 16.490 euros anuales, un 20,9 por ciento menos que los hombres, según un estudio realizado por Hacienda.

    En la protesta se habló de la «preocupante» situación de las trabajadoras de la limpieza, las empleadas domésticas y las camareras de pisos, destacando que el colectivo de las Kellys de Ibiza lleva una larga lucha para reivindicar una jubilación a los 60, el reconocimiento de sus enfermedades como patologías laborales y la sobremedicación a causa de la carga de trabajo.

    TTCS apoyo a la mujer

    Fuente: ElmundoUltimahora

     

  • La Agencia de Protección de Datos sanciona con 5.000€ a un médico tras perder imágenes de una paciente en una operación

    La Agencia Española de Protección de Datos ha sancionado con un importe de 5.000 euros a una facultativo por extraviar las imágenes grabadas durante una intervención quirúrgica a una paciente en un hospital privado de Madrid en 2014.

    Así consta en una resolución, tras el recurso tramitado por la asociación 'El Defensor del Paciente' a través del letrado Carlos Sardinero en representación de la afectada.

    "Se tiene en cuenta que en esta ocasión que no hay constancia de actuación intencionada, si bien no cabe duda de que incurrió en una grave falta de diligencia", expone el órgano que ve acreditada la infracción sobre la ley de Protección de Datos.

     

    También entiende que estas imágenes no suponían un volumen de datos de elevado volumen para justificar la pérdida y recalca que no se produjo ningún beneficio económico a través del extravío de esta información que se incluye en la historia clínica digital de los pacientes.

    "En el presente caso ha quedado acreditado que el denunciado carecía de las medidas de seguridad que la Ley exige al responsable del fichero, al no posibilitar el ejercicio del derecho de acceso de su paciente a los datos de la historia clínica", insiste la resolución.

    Con esta resolución por fin se reconoce que las imágenes grabadas de cualquier intervención forman parte de la historia clínica, aunque se recojan con fines docentes o de investigación. 

    La paciente relató que fue sometida a una intervención quirúrgica por un traumatólogo de un centro privado que fue grabada en vídeo. Posteriormente, con el fin de contrastar distintas opiniones de facultativos sobre el resultado de la intervención, solicitó las imágenes grabadas pero el traumatólogo, mediante correo electrónico, le comunicó que no las encontraba porque sus hijos habían perdido varios pendrive donde posiblemente estuviera recogida la intervención.

    Durante el procedimiento el médico denunciado manifestó que la sanción había prescrito y que la grabación de una operación no forma parte de la historia clínica, más si las imágenes se toman con fines docentes y científicos.

     

    "No puede aceptarse por tanto lo alegado por el denunciante sobre que las grabaciones no se entregan al paciente ni se unen a su historia clínica, por el mero hecho de que no existe obligación de realizarlas", expone la Agencia de Protección de Datos.

    El abogado Carlos Sardinero ha manifestado tras la resolución que los facultativos "deben conocer que cuando se pierde parte de la historia clínica es motivo de sanción por vía de Agencia de Protección de Datos, pero es preciso advertir de que, a la vez, también es motivo de responsabilidad civil por daños y perjuicios, como lo demuestran los últimos pronunciamientos judiciales estimados a su despacho".

     

    dvb

     

    Fuente:lavanguardia