Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

  •  

    imagen mujer captada videovigilancia

    Aparece descalza, con aspecto fantasmal, con unas esposas rotas en sus manos y con evidentes señales de desesperación en el rostro.

    Por esa razón la policía local había iniciado una búsqueda, casa por casa, para dar con su paradero. Finalmente, este jueves, las autoridades señalaron que habían hallado sana y salva a la mujer de 32 añosSin embargo no la identificaron debido a que se trataba de una víctima de violencia doméstica.

    Pero, ¿por qué andaba por las calles, tocando el timbre de las casas en búsqueda de ayuda y con unas esposas rotas en las manos? Esa es la pregunta que el cuerpo policial se hacia desde el instante en el que aparecieron las imágenes.

    Poco después de que la grabación se diera a conocer por los medios, el teniente Scott Spencer, de la policía de Montgomery -que lleva el caso- recibió un llamado.

    "Era una mujer que señaló que en las últimas horas había recibido mensajes perturbadores de su exmarido, identificado como Dennis Ray Collins de 46 años y que cuando vió el video de la mujer frente a la puerta, pensó de inmediato que podría tratarse de la novia de éste", explicó Spencer.

    Con esta información, la policía comenzó a seguir la pista de Collins. Pero lo que hallaron fue su cuerpo sin vida y una nota escrita por él, el hombre aparentemente se había suicidado. En la carta estaba escrita la identidad de la mujer. Ella explicó detalles que solo la policía conocía sobre la casa de Collins y sobre las esposas que llevaba puestas "que generalmente se utilizan para encuentros íntimos", indicó Spencer.

    Según la explicación de Spencer, la mujer había sido retenida por la fuerza por Collins, quien la había atado con esposas dentro de la casa. Pero finalmente logró escapar. En esemomento buscó ayuda, tocando las puertas de las residencias que estaban en la zona de Sunrise Ranch, del condado de Montgomery, a unos 90 kilómetros de Houston.

    Pero al no recibir ayuda, decidió malherida dirigirse de nuevo a su casa. Según la policía, uno de los vecinos se despertó con el ruido del timbre, acudió a abrir, pero ya no había nadie en la puerta. Sin embargo, al revisar la grabación de la cámara de seguridad, notó la presencia de la mujer y de inmediato le envió el registro en video a la policía, lo que permitió desentrañar el misterio y establecer la identidad del presunto acusado.

    Por ahora, las autoridades locales están investigando cuánto tiempo duró atada la mujer antes de liberarse, y si Collins había cometido otros acosos similares con otras mujeres.

    Fuente: bbc