Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

  •  

     

    Un conductor de un furgón de transporte de fondos, y que conteníaun millón de euros, ha desaparecido este lunes en la periferia de París cuando realizaba una ronda mientras dos de sus compañeros estaban cargando un cajero automático.

    Fuentes policiales citadas por la emisora France Info señalaron que no se descarta ninguna opción, incluida la de que el conductor -de 28 años, y con unos pocos meses de antigüedad en la empresa- pudo ser secuestrado por una banda de delincuentes, pero se decantan más por la fuga.

    Los hechos ocurrieron hacia las 6.00 hora local (5.00 GMT) en la ciudad de Aubervilliers, limítrofe con París, cuando dos de los tres empleados de la compañía de transporte de dinero Loomis bajaron del vehículo para aprovisionar el cajero de una agencia bancaria.

    Al finalizar su tarea, el furgón no se encontraba en el exterior y tampoco estaba el tercer empleado. El vehículo apareció a unos 500 metros de allí, a unas calles de distancia con las puertas abiertas y sin las 60 bolsas de dinero donde se calcula que había alrededor de un millón de euros.

    Este suceso ha recordado la historia en 2009 de Toni Muslim, otro empleado de una empresa de transporte de fondos que se fugó en Francia con un furgón cargado con más de once millones de euros. Estuvo huido durante una decena de días antes de entregarse.


    DINERO

     

    Fuente: 20minutos

  • La Guardia Civilha detenido aun hombre de 60 añosde Inca por un delito de robo con fuerza en una entidad bancaria y por cinco delitos de dañosproducidos en distintos establecimientos del municipiodurante la misma noche.

    En un comunicado difundido este lunes, el Instituto Armado ha detallado que el 17 de enero se produjeron cinco intentos de robo en distintos establecimientos de Inca en los que el detenido utilizó un martillocon el que causó cuantiosos daños.

    Finalmente, el hombre consiguió acceder a una entidad bancaria de la que no pudo sustraer dinero debido a las medidas de seguridad de las que disponía el establecimiento.

    Al tener conocimiento de los hechos, la Guardia Civil de Inca inició una investigación en la que identificó al autor de los hechos tras varios testimonios, inspecciones oculares y visionado de cámaras de seguridad con las que contaban varios de los establecimientos en los que intentó robar, además de poder ver las imágenes de las cámaras de seguridad de la entidad bancaria. Finalmente gracias a las imágenes de las cámaras de seguridad se ha podido detener y poner a disposición judicial al detenido.

     

    TTCS intento robo banco en inca

    Fuente: Europapress

  • Las cámaras de seguridad del banco grabaron el intento de robo

    juego viernes bici web

     

    Inexpertos o desafortunados. No se sabe bien qué le sucedió a una banda de delincuentes encapuchados vestidos de negro que, sobre las 5 de la madrugada del viernes, trataron de asaltar una sucursal de Ibercaja en Alcalá de Henares. Iban en dos vehículos de alta gama, presumiblemente robados. Eligieron el método del alunizaje y empotraron uno de ellos, un BMW Serie 1, contra la sucursal, situada en el número 8 de la calle de Jorge Juan del barrio de La Garena de la Ciudad Complutense.

    De hecho, embistieron el vehículo con tal fuerza que acabó literalmente «aparcado» dentro del establecimiento. En su recorrido, se llevaron por delante mobiliario, ordenadores, aparatos de aire acondicionado, eléctricos, cableado... Además, los delincuentes arrancaron de cuajo el cajero automático, que quedó tirado sobre el suelo; quizá intentaron abrirlo para apoderarse del dinero. A pesar de los grandes destrozos que provocaron en la entidad, se fueron con las manos vacías. No se llevaron ni un solo euro. Así lo confirmaron a ABC fuentes del caso.

    «No sé si podremos abrir el lunes. Está todo hecho una pena. Parece que han puesto una bomba», explicaban varios empleados. Ninguno de ellos podía dar crédito a lo que veían sus ojos cuando llegaron a sucursal y vieron la puerta destrozada y en la entrada, la mitad de un coche que los encapuchados dejaron dentro del banco. Lo tuvo que retirar al grúa.