Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Los ediles analizan un proyecto que tiene por objetivo controlar que no se supere la capacidad de asistentes permitida, evitar actos vandálicos y erradicar las peleas a la salida de estos locales.

Los concejales de Marcos Juárez analizan un proyecto en el que pretenden obligar a las discotecas de la ciudad a colocar en el interior de locales, cámaras de seguridad para controlar que no ingrese una mayor cantidad de personas de lo permitida o que en los baños no se produzcan actos vandálicos, entre otros motivos. Además, quieren que los mismos aparatos se instalen en el exterior de los boliches para que evitar peleas en la salida durante la madrugada.

El proyecto cuenta con una adhesión de una gran parte de los propietarios, aunque otros consideran innecesaria esta medida por contar ya con sistemas con estas características. Ante esta iniciativa, el director de Tránsito y Espectáculos Públicos de la Municipalidad de Marcos Juárez sostuvo ayer que la iniciativa aportará a los controles nocturnos que se desarrollan en estos lugares.

Consultados al respecto, los encargados de este tipo de comercios de entretenimiento nocturno consideraron que sería más positivo colocarlas en el exterior de los locales que en el interior de los mismos.

Diego Tomattis, encargado del local La Chavela, expresó que “considero que es buena la colocación en el exterior, no sé si será efectivo en el interior. Sin embargo nosotros contamos ya con un sistema de cámaras dentro de nuestro local”. Y agregó que “normalmente no hay problemas adentro, porque además de las cámaras tenemos reforzada la seguridad con guardias privadas y Policía”.

Sin embargo, sostuvo que “en los lugares donde se concentran los jóvenes que estuvieron en los boliches de la ciudad, los llamados "carribares", sería una buena opción”. Desde hace algunos años este tipo de comercios de venta de comida rápida se convirtieron en los centros de concentración de quienes pasaron las horas previas en boliches.

Gabriel Castellano, propietario de Micky Blue, dijo que “es meterse en la privacidad de la gente, que no tiene porqué estar siendo filmados”. Y se refirió al tema del ingreso de menores, del cual consideró "es un tema que ya fue trabajado por la Municipalidad".

El boliche cuenta con un servicio de seguridad que lleva adelante la Policía, pero de todas maneras ha tenido cuestionamientos por el ingreso de los menores. “Es un tema difícil, porque algunos se mete sin poder ser controlado”, remarcó.

Castellano consideró que fuera del boliche, las cámaras pueden aportar a la seguridad, aunque dejó en claro que como los controles actualmente los hace el área de tránsito municipal, no han habido mayores inconvenientes

Por su parte, el director de Tránsito del municipio de Marcos Juárez, Horacio Belli expresó que las cámaras colocadas por la Policía están dando un muy buen resultado. "Son disuasivas porque las personas que no tienen un buen comportamiento saben que los están filmando”. 

Y agregó que la propuesta que analiza el Concejo Deliberante “no sería descabellada, para controlar a los asistentes de estos locales nocturnos, no solo en su interior, sino también afuera donde se juntan en gran cantidad de jóvenes los fines de semana”.

Pero sostuvo que el proyecto municipal sumaría más cámaras a los siete domos que ya funcionan, y entre los sectores en los que se analiza ubicarlos se incluye a confiterías y boliches bailables.

FUENTE: www.lmcordoba.com.ar

El plan pretende colaborar en la prevención de hechos de violencia en encuentros futbolísticos de alto impacto

Dentro del plan estratégico de seguridad y prevención que cuenta con la figura de cámaras de videovigilancia, se encuentra la decisión de instalar dispositivos en las zonas circundantes a los estadios de Newell´s Old Boys y Rosario Central. 

Según pudo conocer IMPULSO, debido a los antecedentes violentos y los inconvenientes que los partidos de alto impacto generan para vecinos y comerciantes emplazados en la zona del Parque Independencia y el Paseo Ribereño, el municipio procederá a la instalación de cámaras de seguridad que aporten soluciones a los hechos delictivos y prevengan actos vandálicos. 

De este modo, a las veinte cámaras que ya funcionan en la ciudad (a fin de año habrá cerca de 100), el Departamento Ejecutivo local pretende sumarle otras 300 que se ubiquen en áreas de mayor densidad poblacional y puntos estratégicos más conflictivos. 

Entre ellos, se encuentran los estadios de Rosario Central (Gigante de Arroyito) y Newell´s Old Boys (Marcelo Bielsa). 

Por otra parte, en lo que respecta a otros puntos de la ciudad donde se prevé la instalación de dispositivos de video, se encuentran zonas y lugares como: los bulevares Oroño y Seguí, todos los hospitales públicos, balneario La Florida, parque Urquiza y plaza Libertad.

 

FUENTE: www.impulsonegocios.com

Diligencias periciales buscan establecer la dinámica de los hechos protagonizados por Israel Huerta y que dejaron a dos pasajeros muertos y cuatro heridos.

Personal del OS-9 de Carabineros perician las cámaras de seguridad deMetro, luego del tiroteo protagonizado ayer por un ex auxiliar de la PDI, que mató a dos pasajeros y dejó heridos a otros cuatro, para finalmente suicidarse en las cercanías de la estación Plaza Maipú.

El fiscal Gonzalo Guerrero, de la Fiscalía Occidente, dijo que hoy continuarán con las diligencias que iniciaron ayer, las que buscan establecer la dinámica de los hechos registrados a eso de las 18.20 horas.

Según el representante del Ministerio Público, también tomarán contacto con algunos testigos de la balacera, para el reconocimiento del autor de los disparos, identificado como Israel Huerta, de 45 años.

Según los primeros antecedentes, Huerta no habría sido provocado y se conoce además que tendría dos armas inscritas, una de las cuales tenía permiso para porte.

FUENTE: ww.latercera.com


El kínder Beata Plácida suspendió a una profesora y dos niñeras sospechosas de encubrir un intento de violación presuntamente perpetrado por el encargado de mantenimiento, Freddy Q. (45), contra un alumno de 5 años, e instaló cámaras de seguridad.

Fachada. Al fondo, la fachada del kínder Beata Plácida, en la zona de Sopocachi.

Ambas medidas fueron demandadas por los padres de familia que tienen a sus hijos en esa institución educativa, que el sábado pasado realizaron una asamblea, en la que incluso amenazaron con retirar a sus hijos si la Dirección del Beata Plácida no tomaba las acciones señaladas.

La subdirectora del kínder, Carmen Gamboa, informó ayer que la profesora del menor y una de las niñeras que cumplía la función de vigilar la puerta del kínder, fueron suspendidas.

Añadió que la segunda niñera fue relevada también porque tendría algún tipo de vinculación con Freddy Q. “La anterior semana, en la Fiscalía, mientras la madre del niño prestaba su declaración ante el fiscal, la niñera estaba presente junto al portero presentando memorial”, denunció Madeleine Lobo, abogada de los progenitores del menor.

Los familiares del pequeño presentaron la denuncia contra el encargado de mantenimiento del Beata Plácida el 5 de julio a la FELCC, luego de que el niño contara a su madre lo sucedido el 22 de junio, un día antes del inicio de la vacación invernal.

El menor relató que al concluir el recreo iba de regreso a su curso cuando fue interceptado por el encargado de mantenimiento, quien le pidió que le acompañe al parque para ver si no había más niños fuera de su aula. “En el lugar, el portero empujó al niño, lo golpeó en los bracitos y lo hizo caer al suelo. Luego le bajó su pantalón, su ropa interior y le quitó el mandil. Ese momento intentó abusar del niño”.

El menor empezó a gritar y llorar y el agresor salió al patio para verificar que no había nadie en el lugar. El niño comenzó a vestirse y cuando el atacante regresó donde estaba el pequeño, le agarró de la oreja para justificar su llanto.

“Una de las niñeras le preguntó al portero el motivo del llanto y él le dijo que le tiró de la oreja porque se quedó en el parque. El menor retornó a su curso y la maestra le preguntó por qué estaba llorando y el pequeño le contó que el portero (así lo identifica el menor) le pegó. Pero, la maestra no avisó sobre la situación a la madre ni a nadie”.

Cámaras. Gamboa indicó que el sábado pasado se instalaron cinco cámaras de seguridad en la unidad educativa y se contrató a una agente de seguridad privada femenina, otra demanda de la asamblea de padres de familia. "Son para seguridad de los niños, nuestra y de los papás. La congregación hará un monitoreo constante", explicó. 

Reiteró que Freddy Q. se dedicaba al mantenimiento de la escuela en horarios en los que no estaban los niños y que controlaba el ingresos de aquellos que llegaban atrasados. Una madre de familia dijo que el sujeto tenía contacto con los niños en el recreo y otras actividades y que “incluso los llevaba al baño”, versión que la subdirectora negó de plano.

Kínder pide garantías a la familia

Madeleine Lobo dijo ayer que el kínder “presentó un memorial para que los familiares del niño agredido les den garantías, porque supuestamente allanaron el kínder cuando fueron a buscar al agresor”.

FUENTE: www.fmbolivia.net

Las cámaras de seguridad cada día se utilizan más en el mundo. Es enorme su ayuda para resolver  asuntos  delictivos, orden público, accidentes de tránsito etc. Valledupar no podía estar exenta de este novedoso sistema, pero lamentablemente las cosas no están claras.

En efecto el 14 de agosto del 2007 se firma el contrato No. 112  entre el municipio y la unión temporal CIPECOL-SVE LTDA por $ 3.197 millones. Objeto del contrato: “suministro, instalación, montaje prueba, puesta en funcionamiento, garantía y MANTENIMIENTO del número único de seguridad 123 y un circuito cerrado de televisión…” y establece que debe ejecutarse en 5 meses,  sin embargo el 28 de diciembre del mismo año (4 meses después) se adicionan $1.350 millones para el mismo objeto para un monto total de $4.547 millones.

El sistema de llamadas de la policía 123 funciona perfectamente, en promedio se reciben 900 llamadas al día. El problema está en las cámaras de video, de las 54 que fueron contratadas hoy día solo funcionan 16 y esto en forma intermitente. El primer impase fue con la Aeronáutica civil, hizo desmontar una antena de 60 metros que se había instalado en el comando de la policía porque estaba ubicada en el cono de despegue de las aeronaves, después hubo inconvenientes con las otras: