Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El hecho se produjo en Castelar, partido de Morón, alrededor de las 21.00 hs. cuando un hombre salía de la casa de su suegro y fue abordado por dos delincuentes que se le subieron a su automóvil Nissan Murano y lo privaron de su libertad para traerlo desde ese partido bonaerense a su casa en Tigre ubicada en el barrio cerrado Barrancas del Lago con el objeto de que les entregara dinero.

Una vez que los malvivientes se apoderaron de alrededor de 20.000 pesos, salieron de ese barrio por el corredor vial Bancalari-Benavídez con rumbo desconocido hacia el lado de la Ruta 197 con la víctima aún como rehén, pero un alerta al sistema de emergencias 911 puso en conocimiento a las cámaras de seguridad del municipio de Tigre, a la policía y a los móviles de seguridad municipales que colaboran con los patrullajes policiales.

Fue así que se realizó un operativo cerrojo a la altura de ese corredor y el Puente de Pacheco y un móvil de seguridad municipal (orden 106) les cortó el paso y el Nissan cayó en una zanja.

Londres, 15 Jul (Notimex).- El equipo de oficiales indios que investiga las explosiones del miércoles en Bombay examina en las cámaras de seguridad pistas vitales sobre el triple atentado, informaron medios locales.

Un detective adelantó al canal estatal de noticias DD News que las imágenes de uno de los sitios ha revelado la "conducta sospechosa de algunas personas".

Las tres explosiones mataron a 18 personas y causaron decenas de heridos. Los ataques fueron los más mortales en la India desde 2008, cuando hombres armados mataron a 165 personas en un ataque de tres días en Bombay, la capital financiera de la India.

El ministro del Interior de la India, P Chidambaram, señaló que las explosiones podrían haber sido obra de un "pequeño grupo" que había "trabajado de una manera muy clandestina".

Ningún grupo se ha responsabilizado de colocar las bombas, pero las sospechas apuntan hacia a los muyahidines Indios, un grupo que afirma haber llevado a cabo ataques similares en el pasado.

Dos jóvenes asaltaron el local ubicado en avenida Francia al 700 y se escaparon. La policía los detuvo y comprobó que eran los autores del hecho por las imágenes tomadas por el dispositivo de seguridad del lugar

Una telefónica fue asaltada por dos jóvenes que simularon tener un arma de fuego. Fueron detenidos y se comprobó su participación en el hecho por las imágenes tomadas por la cámara de seguridad del lugar. 

Fuentes policiales informaron que ayer, Lisandro M de 23 años, denunció ante personal de la comisaría 6ª que había sido asaltado en el local de ventas donde trabaja, en Francia al 700. Según precisó, dos chicos ingresaron al lugar y tras hacer ademanes de portar un arma de fuego, sustrajeron 40 pesos, 4 atados de cigarrillos y 6 tarjetas de colectivos. Luego, se fugaron. 

Posteriormente, personal policial, en la la plaza de Pellegrini y Valparaíso, procedió a la demora de los dos hombres y se los condujo a sede policial. Allí, se realizó la comparación con las impresiones fotográficas tomadas por las cámaras de seguridad que posee el local. Confirmaron que eran los autores del hecho y quedaron a disposición del juzgado interviniente.

FUENTE: www.rosario3.com

Se trata de una tecnología que permite disuadir y fiscalizar, al mismo tiempo que las imágenes constituyen un medio de prueba ante los Tribunales de Justicia.

Como una forma de hacer frente a la delincuencia y saber lo que ocurre en ciertos lugares de mayor complejidad, Carabineros ha contemplado la instalación de cuatro cámaras de televigilancia en Coyhaique y otras seis en Puerto Aysén, las cuales serán monitoreadas desde las Centrales de Comunicaciones de la institución.

El jefe de la XI Zona de Carabineros Aysén, General Julio Fonseca Arévalo, señaló que se trata de una tecnología que permite disuadir y fiscalizar, al mismo tiempo que las imágenes sirven como medio de prueba ante los Tribunales de Justicia.

La controversia se ha generado por el objetivo del gobierno provincial de instalar cámaras de seguridad frente a 50 colegios con el fin de “prevenir hechos delictivos, venta de droga y situaciones de violencia”. Rápidamente, desde el movimiento estudiantil Secundarios Arriba, protegonistas en las tomas de los colegios el año pasado (ver informe especial), contestaron que con esta medida “se genera un pensamiento social en el cual los estudiantes, los jóvenes, somos los que producimos estos hechos”.

Secundarios Arriba intenta revertir la perspectiva planteada por el gobierno y, para ello, destacaron dos cosas: la primera, es que el Gobierno tiene para instalar cámaras de seguridad innecesarias  pero “no tiene plata” para arreglar colegios, para cumplir los planes de obra cumpliendo la forma y los plazos; y la segunda, ¿por qué se fija a los adolescentes en la idea del robo, droga y violencia? ¿Por qué no se fija en los grandes mafiosos que están en el poder que manejan los negocios del narcotráfico, y se deja de juzgar al último eslabón de la cadena, un simple pibe, víctima de estas redes de negocios sucios que se realizan?