Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

México pasó de ser un “paraíso de datos”, en el que éstos no tienen ninguna , a ser reconocido como un puerto seguro, donde la información es ampliamente protegida, señaló la comisionada presidenta del IFAI, Jacqueline Peschard.

Durante el V Seminario para la Prevención del Fraude, organizado por el Capítulo México de la ACFE (Asociación de Examinadores de Fraude Certificados), Peschard Mariscal indicó que ese avance ha sido posible gracias a las reformas a la Constitución.

Subrayó que con la en vigor de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, su Reglamento y otras normas derivadas de ella, a partir de 2010, el derecho a la protección de datos personales se incorporó al sistema jurídico mexicano, poniéndolo a la vanguardia a nivel en el tema.

“Por lo que hace a los datos personales, en el país se está realizando una lucha importante para su protección; poco a poco se han generado para regular esa situación e incluso han existido reformas a la Constitución, con el propósito de controlar el uso indiscriminado de esta información”, recordó.

La comisionada presidenta del Instituto Federal de a la Información y Protección de Datos (IFAI) comentó que de acuerdo con un reporte sobre delitos informáticos elaborado por un desarrollador de programas de , a nivel mundial se estiman 556 millones de víctimas por año, lo que equivale a 18 por segundo.

“Respecto a los daños económicos se estima que el costo rebasa los 110 mil millones de dólares, para el último periodo anual estudiado. De este monto 42 por ciento se refiere a fraudes cibernéticos”.

Desde el punto de vista de los usuarios, dos de cada tres adultos han sido víctimas durante su tiempo de vida. En el mismo sentido, 46 por ciento de los sujetos estudiados fue víctima durante el año anterior”, apuntó.

Fundada en 1998, la ACFE cuenta con 60 mil miembros y 149 capítulos distribuidos en el mundo. El capítulo mexicano está conformado por profesionales vinculados a la lucha contra la corrupción, la prevención y la detección de fraudes y delitos de cuello blanco.

Peschard habló ante ese auditorio sobre “¿Qué deben hacer las organizaciones para evitar el mal uso de los datos personales?.

Dijo que organizaciones e individuos que traten datos personales (es decir, aquellos que obtengan, usen, accedan, manejen, aprovechen, transfieran, dispongan, divulguen o almacenen, información referente a personas) deben tomar conciencia de que se está utilizando información que de ninguna manera les pertenece.

Jacqueline Peschard destacó que el correcto tratamiento de datos personales ofrece un nuevo campo de oportunidades económicas sin precedentes, aunque también ha despertado la preocupación de las autoridades y los individuos por el mal uso que se les dé.

Fuente: http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=706891