Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El Congreso da luz verde a que un exalto cargo de Cospedal en C-LM dirija la Agencia de Protección de Datos

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados ha dado luz verde al nombramiento como directora de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD)
hasta 2019 a la exviceconsejera del Gobierno de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha, Mar España Martí, con el voto del PP, y la abstención del PSOE
y de la Izquierda Plural.


La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados ha dado luz verde al nombramiento como directora de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) hasta 2019 a la exviceconsejera del Gobierno de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha, Mar España Martí, con el voto del PP, y la abstención del PSOE y de la Izquierda Plural.

Tras la ratificación de su cargo en la Cámara, y para su nombramiento definitivo, el cargo debe ser aprobado por real decreto en Consejo de Ministros en las próximas semanas.

Su nombramiento es por cuatro años. Su antecesor en el cargo, José Luis Rodríguez Álvarez, era estrecho colaborador del ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

El diputado de la Izquierda Plural, Ricardo Sixto, ha criticado que un excargo político ocupe un puesto técnico en materia de protección de datos. "Es lo que el PP criticó en 2011 cuando se nombró al señor Rodríguez Álvarez, jefe de gabinete del exministro de Justicia, y ahora al PP, cuando proviene de sus propias filas, le parece bien, ya que ha formado parte del gobierno de María Dolores de Cospedal", ha subrayado.

No obstante, tanto el socialista Nacho Sánchez Amor, como el 'popular' Pedro Gómez de la Serna, han coincidido en que anteriores responsabilidades no tienen por qué afectar a dirección de España al frente de Protección de Datos siempre que gestione con independencia.

"Para nosotros venir de la política no es 'per se' una cuestión que deba poner en juicio su independencia posible", ha dicho Sánchez Amor, mientras que el diputado del PP Gómez de la Serna ha destacado la valía de España como "buen perfil de directivo público".

BAJA DE MILITANCIA DEL PP

De hecho, Mar España ha confesado que se dio de baja de la militancia del PP tras conocer su propuesta de nombramiento para dirigir la Agencia Española de Protección de Datos para poder ejercer su cargo "con absoluta independencia y lealtad". Ha confesado sentirse "orgullosa" de haber mantenido esa filiación.

Sobre la falta de un perfil técnico en protección de datos, que han criticado la Izquierda Plural y Amaiur, España ha defendido su extensa formación en materia de derechos humanos y en dos "puestos acreditados" en protección de datos, así como sus 26 años trabajando en la administración pública.

Además, ha puesto como ejemplo que durante su responsabilidad en la Defensoría del Pueblo fue responsable "de que la institución cumpliera la normativa de protección de datos", de la inscripción de todos los ficheros en la AEPD, impulsar las editoriales de seguridad y las políticas de formación.

Dentro de su responsabilidad como viceconsejera de Presidencia del Gobierno de Castilla-La Mancha y como presidenta de la Comisión de Administraciones Públicas ha desarrollado funciones de política de calidad de administración electrónica, transparencia, open data, y el comité de seguridad de la información.

Entre otros retos, se ha propuesto potenciar el papel "proactivo" de la Agencia de Protección de Datos en la vulneración de derechos, así como sus funciones en la protección a los menores en la Red, crear un canal diferenciado para ayudar a las empresas con la normativa de protección de datos, poner en marcha un teléfono de atención a los menores

 

FUENTE:lainformacion.com