Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La nueva directora de la Agencia de Protección de Datos se compromete a no limitarla a un "órgano sancionador".

 

La nueva directora de la Agencia de Protección de Datos, María del Mar España, se ha comprometido a no limitar la actividad de la agencia a ser un "órgano sancionador" y a trabajar con todos los actores del sector para compatibilizar el desarrollo tecnológico con el derecho a la privacidad, durante los próximos cuatro años.

Según España, quien ha jurado su cargo este lunes en sustitución de José Luis Rodríguez Álvarez, la institución que dirige desde este lunes "representa todos los derechos fundamentales de este siglo: el derecho a la privacidad, a la protección de los datos personales que afectan a todos y cada uno en la vida diaria".

Sin embargo, ha lamentado que la agencia "ha sido percibida en muchas ocasiones como una entidad principalmente sancionadora ante los casos de incumplimiento". Así, ha hecho hincapié en que, especialmente ante el "inminente cambio de regulación" que se está gestando a nivel europeo, "es importante poder valorar el grado de madurez de la sociedad española en esta materia".

Por ello, se ha mostrado convencida de que, sin dejar de lado el papel de vigilancia que desempeña el organismo, es necesario también que pase a ocupar "un papel más proactivo" en relación con las administraciones públicas, las empresas y la sociedad civil.

"Quiero manifestar públicamente mi compromiso por impulsar ambos papeles, así como para potenciar la atención al ciudadano, a los menores y a las empresas, para conseguir que las innovaciones económicas y sociales que suponen los avances tecnológicos sean compatibles con el debido respeto a nuestra privacidad", ha manifestado.

 

Leer noticia