Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Europa endurece las leyes de protección de datos

AEPD logo ttcs

La UE aprobó este martes un paquete de normas que buscan proteger la información personal de los usuarios en internet.

Ver oferta

La Unión Europea (UE) aprobó este martes una nueva serie de disposiciones sobre privacidad y manejo de datos que establecen mayores controles sobre la forma como las compañías de tecnología deben manejar la información de sus usuarios. La legislación, que aún debe ser aprobada por los estados miembros de la Unión, se convierte en una de las más duras sobre este tema en el mundo y renueva el poder de las autoridades para controlar y multar a las empresas del sector que no cumplan las reglas.

De fondo, la nueva ley armoniza y alinea varios fallos y disposiciones que hay en Europa sobre manejo de información privada de las personas en el reino digital. Para finales de octubre de este año, por ejemplo, el Tribunal de Justicia de la UE profirió un fallo en el que desestima a EE.UU. como un país de puerto seguro para los datos personales de ciudadanos europeos. El tribunal argumentó en su momento que este tipo de información no podría salir de Europa hacia servidores en Estados Unidos. (Lea más sobre esta decisión acá)

Entre varias cosas, el documento aprobado este martes consigna en la ley el llamado derecho al olvido: la posibilidad de que la información del pasado de una persona que circula en internet pueda ser corregida, actualizada o borrada cuando el afectado considere que lo perjudica en el presente. Esta es una práctica que, básicamente, nació a partir de fallos en Europa, pero que no ha resultado tan clara de definir en otros escenarios. (Lea más sobre las dificultades del derecho al olvido acá)

La legislación también le entrega derechos al usuario, como el conocer cuándo ha sido robada su información (las empresas deben notificar a las autoridades en no más de tres días cuando esto suceda), además de la posibilidad de transferir sus datos personales entre varios proveedores de servicios.

Las nuevas reglas sobre el tema están incluidas en un paquete de protección de datos que había comenzado a ser discutido desde 2012, cuando la Comisión Europea (el brazo ejecutivo de la UE) presentó una primera propuesta que hoy incluye una normativa que fija un marco general para la protección de los datos personales y una directiva sobre la protección de esa información.

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, señaló que “el derecho a la protección de los datos personales y las necesidades de la economía digital con respecto a los datos no son incompatibles”. Este país ejerce la presidencia temporal de la UE.

Dos de los puntos más interesantes de la legislación tienen que ver con los poderes otorgados a las autoridades locales de protección de datos, que pueden llegar a expedir multas a las empresas hasta por el 4% de sus ingresos globales cuando incumplan las nuevas reglas. Para el caso de compañías como Facebook y Google, esto podría representar sanciones de miles de millones de dólares.

El otro apartado que llama la atención es la puesta en marcha de una suerte de mayoría de edad digital. Algo que responde a la pregunta de ¿cuándo se considera a un usuario consciente de los riesgos y beneficios de exponer sus datos personales en redes sociales y otros servicios en línea?

Buena parte del discurso de las empresas en la red gira alrededor de la aceptación de los términos de uso del servicio como piedra fundamental para manejar la información personal de los usuarios. Lo que la UE hizo con la nueva legislación es establecer el límite de edad bajo el cual, legalmente hablando, alguien puede considerarse apto para tomar la decisión de entrar al mundo de las redes sociales. Esta edad quedó fijada en 16 años, aunque se dejó abierta la posibilidad para que los gobiernos europeos bajen este límite hacia los 13 años.

En palabras simples, lo que esto significa es que alguien menor de 16 años necesita presentar un consentimiento de sus padres o acudientes antes de inscribirse en plataformas como Facebook o Instagram.

Félix Braz, ministro de Justicia de Luxemburgo, aseguró (en declaraciones a la agencia de noticias EFE) que la reforma al marco legal de protección de datos “no sólo refuerza los derechos de los ciudadanos, sino que además adapta las normas sobre la edad digital a las empresas y a la vez reduce las cargas administrativas...LEER NOTICIA COMPLETA