Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Ver oferta

Google no indexará los datos de profesionales sanitarios que recibieron pagos de laboratorios

Google no indexará los datos de profesionales sanitarios que recibieron pagos de laboratorios

Google no indexará los datos de profesionales sanitarios que recibieron pagos de laboratorios

Los pagos de los laboratorios a los profesionales sanitarios por impartir conferencias, los gastos de inscripción o desplazamiento de un médico o un farmacéutico por asistir a un congreso científico o las donaciones que realizan las compañías a las sociedades científicas dejarán de ser un secreto dentro de muy poco. En concreto, el próximo 30 de junio, se cumple el plazo dado por Farmaindustria para que todas las compañías adscritas la patronal hagan públicas, a través de sus respectivas páginas webs, las transferencias de valor realizadas durante el año 2015 a los profesionales del sector sanitario con los que colabora. Ante este inminente acontecimiento, la patronal del medicamento innovador ha organizado un encuentro informal con la prensa para contextualizar la decisión y satisfacer cualquier duda al respecto.

“Transparentar las transferencias de valor entre profesionales sanitarios e industria farmacéutica es un paso trascendental, pero ha conllevado un periodo de maduración muy largo; pues no solo se pretende introducir más rigor entre las relaciones para garantizar la independencia de los profesionales sanitarios en aquellos aspectos que tuvieran que ver en relaciones establecidas con la industria, sino generar confianza entre todos los actores del Sistema Sanitario”. Así lo ha explicado Humberto Arnés. El Director General de Farmaindustria ha asegurado que, con esta iniciativa pionera, la industria farmacéutica se coloca “en el lado que la sociedad demanda”.

Reputación digital, intacta

Los datos publicados en este primer ejercicio de transparencia se aglutinarán en base a cuatro grandes conceptos: donaciones; actividades formativas y reuniones profesionales; prestación de servicios; e investigación y desarrollo; y de dos formas: en agregado o en individual. No obstante, a partir del 1 de enero de 2017, el 100% de los datos se publicarán de forma individualizada: con nombre y apellidos, lugar de ejercicio profesional, DNI cifrado y concepto de los pagos. Así se podrá observar en los datos publicados en junio de 2018. Esta modificación del Código de Buenas Prácticas responde al objetivo de “transparentar de la forma más amplia posible”, ha subrayado Humberto Arnés.

José Zamarriego, director de la Unidad de Supervisión Deontológica de Farmaindustria, ha indicado que esta medida ha tenido “mucha receptividad” entre los profesionales sanitarios. Y ha hecho hincapié en que el reto está ahora en “saber contarlo”. En este sentido, afirma que las compañías tienen la indicación por parte de la Agencia Española de Protección de Datos de que “la información que se publique en las webs debe editarse a través de protocolos que eviten la indexación mediante motores de búsqueda”. Esto significa que estos datos no aparecerán en Google ni otros motores de búsqueda cuando tecleemos el nombre del profesional sanitario. Asimismo, la patronal ha enviado a todas las compañías un protocolo clave para publicar esta información de forma descriptiva y técnica.

Sanciones para quien no haga gala de transparencia

Los portavoces de Farmaindustria han aplaudido que, con esta medida, la industria farmacéutica entre en la cultura de la transparencia. José Zamarriego ha señalado: “Nuestra misión es defender a quien hace las cosas bien”. En ese sentido, ha anunciado que la Unidad de Supervisión Deontológica adquiere la nueva función de monitorizar las distintas iniciativas para asegurarse de que los laboratorios cumplan su objetivo.

Aunque está convencido de ningún laboratorio se saltará sus compromisos y responsabilidades, ha advertido que en el Código de Buenas Prácticas se prevé un sistema de sanciones de doble fuente para penalizar a quienes incumplan lo acordado. En este sistema se recogen tres tipos de sanciones que contempla multas que irán desde los 6.000 euros hasta los 360.000 euros. Y también contempla agravantes. Zamarriego. ha matizado que estas multas están destinadas a los proyectos de uso racional del medicamento que lleva a cabo la Fundación Farmaindustria....LEER NOTICIA COMPLETA.