Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El sistema operativo, investigado en Europa Vuelve la pesadilla de privacidad a Windows 10: cómo proteger tus datos de Microsoft.

Vuelve la pesadilla de privacidad a Windows 10: cómo proteger tus datos de Microsoft

Las agencias europeas de protección de datos están investigando cómo Windows 10 usa tus datos personales. Mientras exigen cambios, deberías hacer estos ajustes de privacidad en tu ordenador

Windows 10 cumple el próximo día 29 de julio un año de su lanzamiento y Microsoft vuelve a estar en el punto de mira por no respetar tu privacidad. Las críticas a la compañía por recabar demasiados datos de los usuarios surgieron por primera vez poco después del lanzamiento. Microsoft logró capearlas a finales del año pasado explicando por qué recolectaba tantos datos y prometió mejoras a la forma en la que puedes gestionar tu privacidad. Las mejoras, sin embargo, no han llegado como se esperaban y ahora Europa pide explicaciones. Hasta que Microsoft reaccione, hay algunos ajustes que puedes retocar en Windows 10 para proteger un poco más tus información.

Las agencias de privacidad de media Europa tienen a Microsoft en el punto de mira por dos motivos principales: por recabar demasiada información de los usuarios y por no pedir permiso expreso antes de hacerlo. En lugar de hacerlo, la compañía entierra en los términos de uso de Windows 10 explicaciones clave que debería resaltar por separado. La agencia de protección de datos francesa, CNIL, ha pedido directamente a la compañía que cese su recolección masiva de información personal, y en España la AEPD también está investigando a los de Redmond, aunque no ha anunciado todavía medidas ni exigencias concretas.

¿Qué se puede hacer mientras tanto? Si no lo has hecho ya, deberías retocar algunas configuraciones tanto antes como después de instalar Windows 10.

Antes de la instalación

Si eres de los que todavía no te has decidido a instalar Windows 10 y tienes el 7 u 8.1, date prisa: Windows 10 dejará de ser gratis el próximo viernes 29 de julio. Cuando comiences la instalación verás una pantalla para "Comenzar rápidamente" que te permitirá hacer una instalación 'exprés'. No aceptes. Dale a la opción de "Personalizar configuración" y asegúrate de que todo lo que aparece (todo) está desactivado.

Al seleccionar "Personializar configuración", verás todas las opciones activadas por defecto. Opciones como enviar a Microsoft detalles de contactos y calendarios, permitir a las aplicaciones que usen tu identificador de publicidad, o conectarse automáticamente a las redes WiFi abiertas sugeridas. Desactiva todo. Es también recomendable que no te des de alta con una cuenta de Microsoft, si no que esquives ese paso directamente y utilices tu correo actual (personal o de trabajo). Cuantas menos cuentas "conectadas a la nube" tengas, mejor.

Si ya has instalado Windows 10

Es probable que ya tengas instalado Windows 10 en tu equipo, por lo que en este caso toca ir a la sección de Configuración y, en esencia, comenzar a desactivar opciones si no las tienes ya desactivadas por defecto. No te llevará más de 10 minutos, pero es importante para que tu ordenador no se convierta en un emisor constante de datos hacia los servidores de Microsoft.

Tendrás que ir al Menú de inicio > Configuración y seleccionar la opción de Privacidad, la del candado. Lo mejor es empezar por la pestaña de "General", en la que deberías desactivar todo. Lo único que puedes dejar sin marcar con tranquilidad es la última opción, "Dejar que los sitios web ofrezan contenido relevante a nivel local", pensado para ofrecerte información localizada en otros idiomas. No hay peligro de transferencia de datos personales

Lo siguiente: Ubicación. Lo miso: desactiva todas las opciones. Windows 10 necesita conocer tu localización para "personalizar" la experiencia que ofrece, sobre todo a nivel de aplicaciones. Desde el portátil (o el PC) esto no es tan relevante (es más útil desde el móvil), por lo que puedes desactivar la opción general de "Ubicación" y luego comprobar aplicación por aplicación si realmente vas a sacar partido a esta opción. Por ejemplo, si utilizas Bing como buscador o los mapas de Microsoft, puede tener sentido que lo dejes activado. Si no, todo fuera

El siguiente paso es uno de los principales, ya que controla el funcionamiento de Cortana y las búsquedas en Windows 10. Tendrás que ir a la pestaña de "Voz, entrada manuscrita y escritura" y, una vez allí, verás la opción "Dejar de conocerme", que es básicamente cómo se desactiva el dictado de voz en Cortana, el asistente virtual de Windows 10. Además de este paso, es importante que hagas otros ajustes relativos a Cortana y las búsquedas en el sistema operativo. Solo tienes que hacer clic en la barra de búsqueda junto al menú de inicio, seleccionar el icono de engranaje en el menú vertical izquierdo y, de nuevo, desactivar todo lo que aparece allí. Con esto anulas para siempre Cortana y evitas que Microsoft rastree tu historial de búsquedas para ofrecete (en teoría) mejores resultados. Esto último es algo que Google también hace y que, si utilizas Bing, puedes plantearte activar, pero si no, puedes dejarlo inoperativo sin problema.

De vuelta al menú de Privacidad general, deberías hacer otros ajustes extra en la pestaña de "Comentarios y diagnóstico". En la primera opción de "Windows debe solicitar mis comentarios", lo ideal es seleccionar "Nunca"; y en el apartado inferior de "Envío de datos de diagnóstico y uso a Microsoft", selecciona "Básico".

Hay otros aspectos fuera del bloque de "Privacidad" que también es importante ajustar. Sobre todo las opciones de conexión a redes WiFi. Tendrás que ir de nuevo al Menú de inicio > Configuración > Red e Internet y, allí, seleccionar "Administrar configuración de WiFi". Una vez dentro, desactiva ambas opciones, la de "conectarse a zonas con cobertura inalámbrica abiertas sugeridas" y la de "conectarse a las redes que mis contactos comparten"....LEER NOTICIA COMPLETA.