Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Sevilla

A la espera de la denuncia a Protección de Datos sobre las cámaras ilegales

AEPD logo ttcs

El Ayuntamiento de Sevilla sigue a la espera de que la Agencia Española de Protección de Datos se pronuncie sobre la denuncia presentada por el Consistorio el pasado mes de febrero. En ella, el Ayuntamiento daba cuenta de una serie de grabaciones ilegales realizadas en las salas de la Jefatura de la Policía Local en la que se practicaban los controles de alcoholemia. Hasta 110 conductores fueron grabados sin su consentimiento cuando eran sometidos a estas pruebas.

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento no vieron delito en la instalación de cámaras en esta sala, pero sí consideraron que los hechos podrían incurrir en una infracción de la Ley de Protección de Datos. Aunque en un principio el Consistorio no descartó acudir directamente a la Fiscalía, al considerar que se trataba de un caso de posible vulneración del derecho a la intimidad y al honor de las personas que fueron grabadas mediante unos sistemas que no estaban autorizados, los servicios jurídicos aconsejaron finalmente que se optara por la vía administrativa.

El informe elaborado por este departamento municipal concluía que las cámaras se instalaron en la Oficina de Gestión de Atestados (OGA) "sin conocimiento de los responsables de la corporación municipal ni autorización alguna en las dependencias de la Policía Local donde se practican las pruebas de alcoholemia". Las cámaras grabaron las pruebas efectuadas desde el 14 de diciembre de 2015 hasta el 26 de enero, día en que se desmanteló el sistema y se precintaron los discos duros. El caso obligó a regularizar todo el sistema de grabaciones y cámaras de videovigilancia de la Jefatura y las comisarías de distrito