Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

A fondo: Un día para aprender a proteger los datos; un año para aplicar la lección.

data protection A fondo: Un día para aprender a proteger los datos; un año para aplicar la lección

La celebración del Día de la Protección de Datos nos recuerda cada 28 de enero, en plena era digital, la importancia de que las empresas se comprometan a gestionar la información personal de sus clientes con rigurosidad. Sobre todo ahora que ha entrado en vigor un nuevo Reglamento europeo.

Día del Internet Seguro, Día del Backup, Día de la Seguridad de la Información, Día de la Seguridad en el Trabajo… son varias las celebraciones que, a lo largo del año, exploran las diferentes caras de la seguridad e intentan captar la atención de personas y empresas. Estas efemérides cumplen su función de recordarnos que no hay que dar ninguna cuestión por supuesta y que cuanto más se optimicen las medidas que ayudan a paliar riesgos, mucho mejor. Otro de esos “Día de…” es el Día de la Protección de Datos, que cae en 28 de enero y pone el acento sobre la necesidad de tomar conciencia y responsabilidad sobre la gestión de la información de carácter personal. Una información que, debido a la popularización de los servicios online, y también con el auge de la ciberdelincuencia, se vuelve más presente y más valiosa que nunca.

Este año la conmemoración del Día de la Protección de Datos es especialmente relevante, porque existe un nuevo Reglamento a nivel europeo “relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos”, el Reglamento (UE) 2016/679. La entrada en vigor de dicho “Reglamento, que tuvo lugar el 25 de mayo de 2016” y que “será aplicable el 25 de mayo de 2018, ha supuesto un hito importante en el mundo de la protección de datos”, destaca Rafael García Gozalo, responsable del área Internacional de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), en declaraciones a Silicon.es, “ya que establece nuevas reglas de juego para quienes traten datos de carácter personal. Y esto, por supuesto, requiere continuar con la labor de concienciación entre las empresas, uno de los ejes prioritarios de actuación de la AEPD en este año 2017”. Un año en el que hay que aprender bien la lección de la protección de datos y comenzar a aplicarla en consecuencia.

“En España, la AEPD está haciendo un gran trabajo a la hora de proteger los datos de los usuarios españoles”, valora Pablo Corrales, abogado del despacho Abanlex especializado en estos asuntos, a quien también hemos preguntado sobre el estado de dicha protección en España. ¿Es necesario seguir concienciando a las empresas de nuestro país sobre el tema de la protección de datos o queda mucho trabajo por hacer en plena era del Big Data, el cloud computing y la digitalización? Pese al buen hacer de los organismos competentes, “todavía se echa en falta una cultura empresarial más proclive a considerar los datos de los usuarios un bien importante y que debe ser protegido de la manera más efectiva posible”, reconoce Corrales. Éste distingue dos realidades. Mientras que aquellas “empresas que basan su actividad en el tratamiento de datos sí que destacan sus medidas para proteger los datos de sus usuarios, el resto de empresas parecen considerar las obligaciones en materia de protección de datos como un obstáculo más generado por la Administración”.

“En mi opinión”, añade el abogado, “las empresas deberían contemplar la protección de los datos de sus clientes como un signo de calidad que poder ofrecer a sus clientes, proveedores” y demás actores con los que se relacionan. En este sentido, desde la Agencia Españolad de Protección de Datos indican que “la adaptación al Reglamento europeo va a ser sin duda uno de los grandes retos no sólo para las pymes”, que son legión en España, “sino para la Agencia” que ahora mismo “está trabajando para ofrecer soluciones que faciliten el cumplimiento de las obligaciones que impone el Reglamento a los responsables del tratamiento de datos personales”. Esto después de que entre 2015 y 2016 haya ejecutado “las 76 actuaciones que tenía previstas”, blandiendo un “Plan Estratégico 2015-2019” que tiene en cuenta “la prevención y la concienciación como aspectos imprescindibles para difundir y asentar una cultura de protección de datos”.

Lista de errores más frecuentes

Aunque no deberían hacerlo, las empresas todavía cometen fallos de protección. “Los principales errores de las empresas son infravalorar la importancia que los datos tienen para sus clientes y la utilidad de dichos datos para su propia actividad empresarial”, determina Pablo Corrales, que recuerda que “los ciudadanos cada vez están más concienciados de la importancia que tiene la seguridad y privacidad de sus datos personales. Desde que Edward Snowden revelase las prácticas de espionaje masivo del gobierno de Estados Unidos a través de muchas empresas americanas, los ciudadanos han desarrollado una gran sensibilidad sobre el trato que se da a sus datos personales”, insiste Corrales, “hasta el punto de que dicho tratamiento ha llegado a convertirse en uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de escoger los servicios de una u otra compañía"...LEER NOTICIA COMPLETA.