Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

España pena con hasta 300.000 euros la cesión de datos que permite Trump

data protection

Estados Unidos permite a los proveedores de Internet vender información de usuarios sin consentimiento previo

Donald Trump vuelve a marcar distancias con la administración Obama y, en este caso, los afectados son la práctica totalidad de los estadounidenses, ya que con solo navegar por Internet verán peligrar su privacidad, que hasta esta semana estaba amparada por la ley. La derogación de la norma que garantizaba la seguridad en la Red y que permite a los proveedores de conexión a Internet comercializar historiales de búsqueda y localizaciones de usuarios ha hecho saltar las alarmas, tanto en los dominios de Trump como en otros puntos del globo, donde muchos se preguntan si tras la aprobación del texto, que supone el triunfo de las compañías de telecomunicaciones, empezará una nueva era en la que los internautas pasarán a tener una desprotección prácticamente total, pues su información privada se podrá vender por defecto salvo que el consumidor solicite expresamente que no sea así.

Publicidad

Los más de doscientos votos a favor de los republicanos con los que pudo salir la norma adelante se cimentan en que este paso era necesario para eliminar regulaciones previas que consideran excesivas. Así, a partir de ahora, proveedores como Comcast, Verizon y AT&T, que tenían la obligación de proteger a sus usuarios solicitando un permiso previo para poder compartir datos como la geolocalización, la información financiera, de salud, de los menores o incluso el historial de navegación, tendrán ahora potestad para vender los datos sin consentimiento alguno. En España, hasta la fecha, «el derecho a la protección de datos está protegido constitucionalmente...LEER NOTICIA COMPLETA.