Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Al borde de la legalidad.

La página web lanzada por Compromís para que cualquier ciudadano pueda denunciar anónimamente casos de enchufismo en la Administración Pública podría terminar con la coalición en los tribunales por vulnerar la Ley Orgánica de Protección de Datos, según varios expertos consultados.

Después de poner en marcha la iniciativa y recibir las primeras 130 denuncias, Compromís se enfrenta ahora al problema de dar salida a los datos que le lleguen. En la web de denuncia, el partido se compromete a analizar "los datos aportados antes de publicar el caso y en el caso de dudas razonables no será publicado", aunque no especifica qué criterios utilizarán ni cuál será la vara de medir.

A este respecto, el especialista en derecho de nuevas tecnologías y profesor titular de la Universitat de València, Lorenzo Cotino, compara el caso de "Desenxufa'ls" al de "Wikileaks" y, como en ese caso, condiciona su legalidad "a que los datos revelados hayan sido contrastados con los mismos criterios de veracidad y diligencia exigibles a un medio de comunicación".

Sin embargo, en España no hay jurisprudencia al respecto y el profesor Cotino reconoce que "no existe el hábito de reconocer a cualquier página web los mismos derechos que a un medio de comunicación tradicional, por lo que se le podría aplicar la Ley de Protección de Datos y que exigiría a Compromís que los incluidos en el listado hubieran dado su autorización". De no ser así, la Agencia Española de Protección de Datos podría intervenir a petición de uno de los afectados.

En estos momentos, el único nombre incluido en el listado de "enchufados" es Ángel Mínguez, secretario de Presidencia de las Corts Valencianes. Compromís denuncia que la persona que lo contrata fue Juan Cotino y dan como explicación para incluirlo que es "famoso por haber hecho broma con el posible despido de Ana Pastor".

Aunque el cargo que ocupa el joven del PP es de dominio público, la inclusión de Mínguez en ese listado podría poner el acento sobre el criterio que utilizará Compromís para elaborar su "lista negra" y si ésta cumplirá con los criterios de veracidad exigibles para que pueda ampararse en el derecho a la libertad de expresión frente al de la privacidad y la protección de datos.

Morera y Oltra salen por error en el listado
Un error en el código fuente de la página permite a un usuario aventajado acceder al mapa que utilizó la coalición para hacer las pruebas antes de lanzar el formulario de denuncia. Con cierta ironía, colocaron en el listado de "enchufados" los nombres de sus dirigentes más destacados. En él se puede leer "Enric Morera: Éste no está enchufado, pero quizá le podríamos buscar un rinconcito", "Mónica Oltra: Enchufada a más no poder" o "Enric Nomdedéu: Mejor no decir nada de él, que se entera." La programación del formulario también deja ver que el propio grupo político identifica a aquellos que les facilitan la información y les envían denuncias como "Delatores".