Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

EEUU quiere que las agencias compartan datos de ciberamenazas.

 

Legisladores estadounidenses propusieron el miércoles luchar contra las ciberamenazas que están causando estragos en compañías del país permitiendo que las agencias de espionaje compartan información de inteligencia con firmas privadas.

El representante Mike Rogers, presidente republicano de la comisión de inteligencia de la Cámara de Representantes, y el demócrata C.A. "Dutch" Ruppersberger, anunciaron una legislación que pretende proteger a compañías estadounidenses de ciberataques por parte de países extranjeros y piratas informáticos particulares que permite que compartan información con organismos como la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés).

"Nuestras agencias de inteligencia recopilan información importante en el extranjero sobre avanzadas amenazas informáticas extranjeras que podrían ayudar considerablemente al sector privado", dijo Rogers.

"El Gobierno necesita poder compartir esta información de inteligencia sobre amenazas para que el sector privado puede proteger sus propias redes", dijo en la presentación pública del proyecto de ley.

Rogers ha sido muy directo a la hora de acusar a China de espionaje cibernético generalizado. Un informe de inteligencia publicado en noviembre acusó a China y Rusia de utilizar el espionaje cibernético para robar secretos comerciales y de tecnología de Estados Unidos.

"Corea del Norte acaba de atacar a un importante sistema bancario en Corea del Sur. Eso puede suceder hoy en los Estados Unidos de América", dijo Ruppersberger.

"Tendremos un ataque catastrófico en el próximo año, ya sea un ataque a un sistema bancario o a un sistema de red, esto va a pasar y tenemos que asegurarnos de que podemos protegernos", dijo.

La legislación tiene como objetivo ampliar al sector privado el tema de un programa piloto del Pentágono para el intercambio de información sobre amenazas clasificadas y sensibles con los contratistas de defensa y sus proveedores de servicios de Internet.

Empresas de defensa como Lockheed Martin han estado entre las víctimas de alto perfil de ataques cibernéticos. Otros incluyen a Google y Citigroup .

Los patrocinadores del proyecto de ley prevén, por ejemplo, que la NSA pueda compartir con proveedores de servicios de Internet información sobre los diferentes tipos de ciberamenazas que la agencia de inteligencia ha detectado para que el ISP puede bloquear entonces el tráfico a sus clientes desde cualquier cosa con esa firma