Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Europa investigará el programa sospechoso de espiar móviles

Alemania y Reino Unido solicitan más datos sobre Carrier IQ, instalado en 141 millones de teléfonos

 

El mes pasado, un experto en seguridad llamado Trevor Eckhart alertó acerca de un programa, Carrier IQ, que se instala en los móviles sin el permiso de los usuarios y que, según su investigación, recopila una gran cantidad de datos sobre la forma en la que se utiliza el teléfono. Entre esa información se encuentra la localización del terminal, el uso de los SMS y las llamadas, las pulsaciones del teclado y el historial de navegación. La polémica, iniciada en EEUU, acaba de llegar a Europa. Varias organizaciones han empezado a investigar si este software, que se encuentra en más de 141 millones de teléfonos en todo el mundo, según sus creadores, viola las direc-tivas de privacidad europeas.

Carrier IQ ha sido diseñado para ayudar a las operadoras a hacer una mejor gestión de sus servicios y de las redes, pero la investigación realizada por Eckhart ha puesto de manifiesto que registra buena parte de las operaciones que el usuario realiza con su móvil. Las operadoras estadounidenses AT&T y Sprint reconocen que utilizan el programa, que puede instalarse tanto en dispositivos Android como iPhone, aunque Apple lo dejó de incluir en la versión 5 de su sistema operativo.

La Oficina del Comisionado de Información de Reino Unido ha anunciado que planea ponerse en contacto con las operadoras para ver si los clientes británicos han estado expuestos a un escrutinio similar a los estadounidenses. Por su parte, la Oficina Estatal Bávara de Protección de Datos ha enviado una carta a Apple en la que le solicita más datos sobre su relación con Carrier IQ. La respuesta se espera en unas dos semanas. La Agencia Española de Protección de Datos no se ha pronunciado sobre este tema hasta el momento.

El problema de la instalación de aplicaciones como Carrier IQ es que los usuarios no han autorizado su instalación. Sus creadores insisten en que su programa "no registra, almacena o transmite el contenido de los mensajes SMS, correos electrónicos, fotografías, audios o vídeos". "Podemos saber con precisión si un SMS se envió, pero no grabar o transmitir su contenido", explica la compañía, que ha añadido en un comunicado oficial que "las operadoras quieren ofrecer un mejor servicio a sus clientes y la información del dispositivo y de la red es fundamental".

En EEUU, el senador Al Franken ha solicitado a la empresa más detalles sobre el funcionamiento del programa antes del próximo miércoles. Aunque la compañía creadora intentó que Eckhartretirase los resultados de su investigación, este recibió el apoyo de la Electronic Frontier Foundation (EFF), un grupo de defensa de derechos de los usuarios en internet, y Carrier IQ se vio obligada a desistir de sus peticiones. "La verdadera meta de IQ Carrier es suprimir la investigación de Eckhart y evitar que otros verifiquen sus resultados", afirmó la EFF en una carta pública