Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La nueva directora de la Agencia para la Reeducción y Reinserción del Menor Infractor de la Comunidad de Madrid, Regina Otaola,fichada por Esperanza Aguirre el pasado 30 de junio, ha jurado esta mañana su cargo con "ilusión" y ha afirmado que en la capital va a estar a gusto y "más libre que el País Vasco".

"Es diferente. Yo desde luego aquí me encuentro muy bien, libre, y siempre he dicho que aunque sea vasca soy española, y toda España es mi casa, así que voy a estar a gusto aquí, y más libre que en el País Vasco, por supuesto que sí", ha subrayado Otaola, de 59 años y que estudió Derecho en la capital. El acto ha estado presidido por la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, y por Regina Plañiol, consejera del departamento del que depende la agencia de Otaola, Presidencia y Justicia.

En el País Vasco ha desempeñado hasta ahora su carrera política, los últimos cuatro años como alcaldesa del PP de Lizartza, localidad guipuzcoana gobernada ahora por Bildu. Allí, fue amenazada de muerte por un proetarra y vivió todo su mandato con un concienzudo dispositivo de seguridad. Otaola anunció su retirada de la vida política en junio de 2010por discrepancias con la línea de actuación del PP en el País Vasco, encabezada por Antonio Basagoiti. Se trata del segundo disidente de Basagoiti que recala en Madrid. En febrero de 2010, Santiago Abascal, más en sintonía con la predecesora de Basagoiti, María San Gil, fue nombrado director de la Agencia de Protección de Datos. Y hace tres años tentó a San Gil sin éxito.

En cuando a cómo le ofreció la presidenta madrileña dirigir el área de jóvenes conflictivos en Madrid, Otaola ha relatado que Aguirre le preguntó si "estaba dispuesta a asumir esa responsabilidad", a lo que ella contestó que lo haría "encantada de la vida" ya que los menores "son algo muy importante en la vida de España, de las familias españolas". Otaola respondió a Aguirre que asumiría el cargo "con todo el corazón y con toda las ganas de hacer una buena labor", y hoy ha jurado su nueva responsabilidad "con una gran ilusión". Otaola (Eibar, 1952) sustituirá a Carmen Balfagón, que se marcha con María Dolores de Cospedal al Gobierno de Castilla-La Mancha como secretaria general de Asuntos Sociales.

Nada más llegar al cargo, Otaola se ha encontrado con un asunto muy grave: la muerte de Ramón Barrios, de 18 años, el pasado viernes en el centro de menores Teresa de Calcuta, en Brea de Tajo. Al respecto, Otaola ha lamentado la pérdida, que ha calificado de "gran desgracia" y una "tristeza" y ha asegurado que se cumplieron todos los protocolos de actuación. "Estamos mirando si se ha cumplido todo para tener todos los detalles de lo que sucedió", ha matizado Otaola, quien ha subrayado también que el juez "no ha abierto diligencias ni nada parecido". "Todo aquello que se pueda mejorar, si hay algo mejorable en todos los protocolos internos, desde luego que se hará", ha asegurado.

Ha confiado en que esto no vuelva a ocurrir y ha destacado que "en todos los años que este centro ha estado abierto, no ha ocurrido nada parecido" y "la profesionalidad de los servidores del centro está aprobada". "Se ha llevado, como se sigue llevando ahora, una labor estupenda", ha señalado, a la vez que ha agregado que es un centro "de reconocido prestigio". "Vamos a seguir procurando que así sea y que vaya mejorando también", ha concluido Otaola, quien ha reconocido que todo "es mejorable" y que, en este sentido, espera poder aportar su "granito de arena" en las nuevas funciones que desde hoy asume. La familia del joven ha pedido una segunda autopsia. El avance de la primera, que se le practicó la misma noche de su muerte, indica que no se aprecian signos de violencia, razón por la que el juez permitió su incineración. Pero la familia no entiende cómo al "niño", al que definen como un chico alegre y sano que de vez en cuando "se fumaba un porro", se le ha podido parar el corazón sin más.

 

FUENTE: www.elpais.com