Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Después de que se conociera que los médicos de toda España deberán prescribir prioritariamente medicamentos genéricos y no de marca, Osakidetza anunció ayer que la Agencia Vasca de Protección de Datos respalda el procedimiento que ha empleado el Servicio Vasco de Salud desde el año pasado para impulsar estas recetas.

La Agencia avala el procedimiento informático utilizado en 2010, que sirvió para que los médicos prescribieran por principio activo -el nombre de la molécula, no el nombre comercial de una farmacéutica que lo fabrica- en el caso de cuatro moléculas. Osakidetza "cumplió todas garantías que contempla la ley en materia de protección de datos de carácter personal de sus pacientes", señala el comunicado.

El Servicio Vasco de Salud había sido denunciado ante la agencia por el Colegio Oficial de Médicos de Gipuzkoa por entender que el procedimiento empleado vulneró la confidencialidad que exigen los expedientes médicos. Y es que cambió automáticamente los historiales clínicos de los pacientes que deben tomar atorvastatina, clopidogrel, losartan-hidroclorotiazida y risedronato, alrededor de 115.000 personas en toda la comunidad autónoma.

En ellos, en vez del medicamento de marca, se pasó a indicar el genérico. Eso sí, los médicos recibieron instrucciones explicando que, si querían seguir prescribiendo los de marca, lo podrían hacer previo informe argumentando las razones. De hecho, es la vía que se ha utilizado considerablemente en el caso del risedronato, ya que solo el 66% de las recetas de esta molécula han sido por principio activo. En el resto de moléculas, la prescripción de genéricos alcanza ya el 94%.

Médicos y farmacéuticos valoraron la medida de impulso de los genéricos, pero los colegios oficiales de facultativos de las tres provincias vascas censuraron la manera de hacerlo por entender que vulneraba la confidencialidad de las historias clínicas.

El presidente del colegio alavés, Kepa Urigoitia, aseguró entonces que los médicos habían recibido listados con los nombres de los pacientes afectados por esta nueva directriz, lo que podría vulnerar la Ley de Protección de Datos.

Los cambios "se han producido sin que persona alguna tuviera que acceder manualmente a las historias", explica la agencia a la hora de resolver a favor de Osakidetza.

La resolución se puede recurrir por la vía de lo contencioso-administrativo, un camino que ya ha tomado Farmaindustria, la patronal de las empresas farmacéuticas por razones diferentes. El estado de este recurso no ha trascendido públicamente.

Osakidetza recordó ayer que este paso ha supuesto un ahorro en gasto farmacéutico de 7,2 millones de euros durante el segundo semestre de 2010. La medida fue tomada con la intención de reducir el gasto farmacéutico en época de crisis, habida cuenta de que Euskadi era una de las comunidades autónomas con menor porcentaje de recetas por principio activo -estaba en un 18% y ahora ha aumentado a un 24,5%-. Los buenos resultados económicos han impulsado este año a añadir otras siete moléculas a este listado. El procedimiento con los historiales ha sido el mismo, a pesar de las críticas recibidas con anterioridad que, sin embargo, esta vez no han salido a la luz pública.

En la actualidad, Sanidad trabaja para tratar de concienciar a los médicos especialistas que trabajan en los hospitales. Las medidas que se han impulsado hasta ahora se han concentrado en las recetas de los médicos de cabecera. Sin embargo, es entre los especialistas entre los que las farmacéuticas tienen especial fuerza y se prescriben más medicamentos de marca.

Los socialistas defienden la oposición

Los socialistas salió ayer al paso de las críticas vertidas por el PP sobre el peso del euskera en la Oferta Pública de Empleo (OPE) de Osakidetza. El secretario general del grupo socialista, Óscar Rodríguez, pidió al socio preferente del Gobierno "mayor sentido de la responsabilidad y de la lealtad" hacia su acuerdo mutuo después de que la popular Laura Garrido elogiase anteayer la oposición pero afease a Sanidad que no haya eliminado la "discriminación" que, a su juicio, persiste contra quienes no dominan el euskera. Garrido recalcó que cambiar este hecho forma parte del acuerdo de bases y apuntó a un incumplimiento del pacto. Rodríguez respondió ayer que la OPE de 2.600 plazas logra un "equilibrio comprometido entre el peso del euskera y los méritos profesionales". Las críticas del PP no son el único problema al que se está enfrentando Sanidad. Los últimos en anunciar que recurrirán tanto las bases generales de la OPE como la convocatoria de las tres primeras especialidades que ya se ha hecho pública fueron ayer los representantes de LAB. El sindicato abertzale ha presentado sendos recursos de alzada y se suma así a la mayoría sindical de Osakidetza. El Sindicato Médico de Euskadi y el de Enfermería ya han dado pasos similares. LAB censuró el trato al euskera, criticó que faltan plazas, así como que la oposición se haya convocado de forma unilateral por Osakidetza. La central apuntó que la "falta de información y el oscurantismo son las señas de identidad de esta nueva OPE". Junto a ello, criticó como el Satse la falta de igualdad y que en los tribunales no haya vocales propuestos por los sindicatos: "Estaremos alerta para que no se cometa un nuevo fraude como en la OPE de 1990".
FUENTE: www.elpais.com