Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La Agencia Española de Protección de Datos inició el pasado julio un procedimiento sancionador contra Ikea Ibérica por la colocación de dos de sus diecisiete cámaras exteriores de la tienda de A Coruña, situada en el centro comercial Marineda City. El proceso se inició a raíz de la denuncia presentada por el colectivo Movemento polos Dereitos Civís, que planteó una queja al comprobar que al menos dos de los dispositivos estaban tomando imágenes de la vía pública.

Protección de Datos recuerda que la legislación vigente prohíbe la captación de imágenes fuera de los recintos privados, salvo en el caso de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. En el caso de Ikea, el Movemento polos Dereitos Civís subraya que la sanción propuesta asciende a un mínimo de 40.000 euros, y recuerda que, tal y como se demostró con el robo del Códice Calixtino, la efectividad de estos medios es nula.  

Cambios

Ikea señaló ayer que, tras recibir la comunicación de la Agencia Española de Protección de Datos, procedió a corregir la posición de las cámaras de vídeo, que «por su ubicación o enfoque hubieran podido estar captando imágenes de la vía pública», actuación que comunicó a la Agencia.

FUENTE: www.lavozdegalicia.es