Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El alcalde de Sarria, Claudio Garrido Martínez, rechazó la afirmación del propietario del Mesón O Tapas de que la Agencia Española de Protección de Datos ratificó la legalidad de las cámaras de vídeo que había instalado. También negó que de la resolución del citado organismo se puede concluir que existe persecución por parte del Concello hacia el hostelero.

Según aclaró el mandatario municipal, un peregrino presentó una denuncia contra el mesón por tener cámaras de vídeo enfocadas hacia la vía pública, Garrido se lo notificó a la citada agencia estatal y al interesado. Entonces el propietario del establecimiento retiró las tres cámaras que estaban en el exterior y dejó la del interior, contra la que no había presentada ninguna denuncia.

La junta de gobierno municipal adoptó el acuerdo de tramitar la denuncia del peregrino en la sesión que celebró el día primero de diciembre del 2010. El dueño del mesón tramitó la legalización de las cámaras del interior seis días más tarde, el siete de diciembre y, según el alcalde, cuando llegó la inspección de la Agencia Española de Protección de Datos ya no había nada en el exterior, por lo que archivó el expediente, dado que el proceso no afectaba a las del interior, cuya legalización ya había sido tramitada.

El alcalde señaló que la foto publicada ayer por La Voz es otra prueba de que hubo cámaras fuera, contraviniendo la normativa. Enfocaban a la plaza situada delante del propio Concello.

 

FUENTE: www.lavozdegalicia.es