Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Suplantación de identidad, difusión no autorizada de datos o imágenes personales en redes sociales o brechas de seguridad que dejan accesible información personal de los usuarios. Internet se perfila como el ámbito de mayor vulnerabilidad para los datos personales y también el que presenta una mayor opacidad por parte de las grandes empresas.

Así lo señala Artemi Rallo, Director de la Agencia de Protección de Datos, organismo que en los últimos meses ha abierto procedimientos sancionadores o diligencias informativas a algunos de los gigantes de la red, como Google, Nintendo o más recientemente Sony. "Ante esta problemática se requiere urgentemente una actitud decidida por parte de las empresas que, desgraciadamente, a fecha de hoy no constatamos. Parecen estar más preocupadas por el negocio y la publicidad de sus servicios que por garantizar la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios, tal y como recoge la ley", explica Rallo.

Derecho al olvido

En 2010, se incrementó en un 56 por ciento el número de ciudadanos que recurrieron a la Agencia de Protección de Datos para exigir la cancelación de sus datos personales en Internet, el conocido como "derecho al olvido" que, en muchas ocasiones, se convierte en una tarea casi imposible. Entre los servicios que concentraron mayor número de denuncias figuran las redes sociales, la difusión de datos en foros o blogs, portales de video y portales de contactos personales, además de los servicios de correo electrónico por no utilizar la copia oculta en el campo de las direcciones

Prácticas agresivas para el cobro a morosos

Otro de los ámbitos en los que están aumentando las denuncias es el relativo a la inclusión de datos personales en ficheros de morosos por deudas que ya han sido canceladas o no son correctas. "También se está constatando el incremento en los últimos tiempos de prácticas muy agresivas para el recobro de la deuda que implican la cesión de datos personales a terceras empresas que no son el acreedor directo. Hay empresas que, en ese intento de cobrar a toda costa, están poniéndose en contacto con familiares o amigos del presunto moroso, en lo que constituye un uso indebido de los datos personales", explica Artemi Rallo.

Videovigilancia y telecomunicaciones

La videovigilancia acumuló en 2010 un total de 819 inspecciones por parte de la Agencia de Protección de Datos y se situó como el sector con mayor número de infracciones declaradas. Por su parte, el sector de las telecomunicaciones fue el más multado de todos, aglutinando más del 50 por ciento del importe global de las sanciones económicas interpuestas por la Agencia de Protección de Datos.

FUENTE: www.cadenaser.com