Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El aumento de las denuncias se ha traducido también en un incremento de los procesos sancionadores, que han pasado de dos en 2006 a siete durante el año pasado, pero el capítulo que también registra un significativo incremento es el de los procedimientos de tutela de derechos, que incluye el derecho al olvido digital, es decir a que los buscadores eliminen resultados con información privada perjudicial.

"Los navarros son cada vez más conscientes de la existencia de una ley que protege su intimidad y tiene un procedimiento sancionar que es una apisonadora, con multas que pueden ir desde 900 euros la mínima a 40.000 euros la más frecuente", explicó ayer Luis Ángel González, responsable del departamento de Protección de Datos de Pyramide Asesores. Cabe destacar, sin embargo, que la cuantía de las multas impuestas a empresas y administraciones públicas por violar la norma no revierte en el denunciante, sino que va a parar a la caja del Estado.

Otras de las razones que se esconden tras el creciente interés de los navarros por buscar el paraguas de la Agencia de Protección de Datos es el carácter gratuito del proceso, que arranca con un formulario de denuncia disponible en la web de la institución (www.agpd.es). "El procedimiento concluirá con una sanción o no, pero al ciudadano no le habrá costado nada y a la gente le gusta este tipo de justicia gratuita. Si no hay más denuncias, es porque no se conoce de forma mayoritaria la Ley de Protección de Datos, aunque nosotros recibimos cada vez más consultas", señaló González.

En cuanto a qué vulneraciones se dan con más frecuencia o más preocupan a los ciudadanos, la AEPD apunta a la vídeovigilancia y la seguridad y difusión de datos en Internet. La ausencia de carteles informativos, la grabación o captación de imágenes en la vía pública y la instalación de cámaras en espacios comunes en comunidades de propietarios y garajes inquietan a los navarros. "Muchas veces las denuncias proceden de trabajadores de los propios establecimientos porque las cámaras se utilizan en ciertos casos para realizar un control laboral", añadió el experto.

la red La memoria de la AEPD evidencia también la relevancia adquirida por Internet. Las investigaciones de la entidad en este contexto estuvieron relacionadas principalmente con la insuficiente implantación de medidas de seguridad, difusión no autorizada de datos y suplantación de identidad. En este ámbito, el llamado derecho al olvido en Internet, se ha configurado como una demanda emergente. Las solicitudes de las tutelas relativas al ejercicio de los derechos de acceso, rectificiación, cancelación y oposición de datos, capítulo en el que se incluye en el derecho al olvido, se han duplicado en Navarra en cinco años, de 6 han pasado a 12, y aunque todavía no son muchas apuntan, según la agencia, a un progresivo incremento.

Las demandas sobre el derecho al olvido se dirigen en especial contra los buscadores en Internet y tienen su origen en la posibilidad de acceder a través de ellos a boletines oficiales como el de Navarra, medios de comunicación digitales o sentencias, que recogieron en su día información como notificaciones, multas o embargos, que ahora pueden perjudicar el presente de los demandantes. "Desde la agencia se está buscando una solución, fórmulas para arbitrar disposiciones legales dirigidas a que pueda ser posible borrar esa información", precisó González.

FUENTE: www.noticiasdenavarra.com