Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Albacete es la segunda provincia que más demandas presenta a este organismo

La proliferación de las redes sociales o del uso de Internet hacen que nuestra vida cada vez esté más expuesta al ojo público. Evitar la vulneración de la privacidad es uno de los objetivos de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), convertida en el garante de unos derechos que cada vez se ejercitan más por parte de la ciudadanía.

Pese a no ser una de las provincias donde más reclamaciones se presentan ante la AEPD, lo cierto es que poco a poco, año tras año, éstas crecen. En 2010 los albaceteños interpusieron un total de 31 denuncias ante este organismo. Un dato éste que sitúa a la provincia como la segunda de la Región con mayor número de demandas presentadas.

Tan sólo los toledanos fueron más reivindicativos y plantearon más reclamaciones para proteger sus datos o su intimidad. Así en Toledo se registraron, tal y como pone de manifiesto la memoria de 2010 de la AEPD, un total de 60 denuncias. En el caso de Guadalajara se interpusieron 30 denuncias, en Ciudad Real 29 y en Cuenca 14.

Sanciones

Pero no todas las denuncias o reclamaciones acaban en una sanción. De hecho suelen ser muy pocas las demandas que concluyen en un proceso sancionador. En este sentido de las 31 demandas que se realizaron desde Albacete ante la Agencia Española de Protección de Datos, tan solo en tres casos se abrió un procedimiento sancionador. Datos muy similares a los registrados en el resto de provincias de la Región. En las provincias de Toledo, Ciudad Real y Guadalajara se produjeron dos procesos en cada una de ellas y en Cuenca el año se cerró con un único procedimiento.

Asimismo la memoria de la Agencia de Protección de Datos refleja que en la provincia de Albacete se abrieron un total de nueve procedimientos de tutela de derechos. Las provincias de Guadalajara y Ciudad Real se situaron por delante con 12 y 9 procedimientos respectivamente.

 

FUENTE: www.laverdad.es