Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Los archivos del servicio “Mi Vodafone” de clientes particulares de prepago estuvieron expuestos al público durante unas horas. La Agencia de Protección de Datos califica los hechos de graves y emite la sanción.

El 22 de diciembre 2008, un cliente particular de prepago de Vodafone entró en el servicio Mi Vodafone y vio los datos de otro cliente: nombre, apellidos, dirección física, teléfono fijo y móvil. Al repetir la operación se produjo de nuevo el fallo. En la pantalla se observaba toda la información de un tercer cliente.

El afectado llamó al servicio de atención al cliente y la compañía suspendió el servicio afectado para evitar más errores. En menos de 24 horas se reanudó el mismo. Sin embargo, el pasado mes de mayo laAgencia de Protección de Datos declaró que la compañía “no había actuado con la diligencia debida”, calificó la falta como grave y ha impuesto a Vodafone una multa de 100.000 euros.

Desde la multinacional afirman que se trató de un problema puntual, no intencionado, acotado a los clientes particulares de prepago que utilizan Mi Vodafone. También alegan que la incidencia apenas duró 16 horas y un minuto. 

“Este nuevo caso de vulneración de la privacidad de los datos personales de los usuarios nos hace pensar que muchas empresas tienen pendiente la asignatura de protección de datos” afirma María Mas, experta en protección de datos de IMAdvisory. 

Sistemas de validaciones entre el nombre de usuario y los datos personales mostrados por las herramientas informáticas, impedirían este tipo de errores y permitirían a las empresas ahorrar mucho dinero y evitar el descrédito que puede ocasionarse”, concluye Mas.

 

FUENTE:www.channelpartner.es