Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El Consejo de Policía se ha constituido tras las elecciones celebradas el pasado 13 de junio. Este órgano paritario de participación de los agentes de la Policía Nacional y de la Administración está integrado por un total de 32 consejeros. Debido al notable incremento de efectivos en la Policía Nacional, el número de representantes policiales del renovado Consejo asciende a 16, dos más que en años anteriores. Los otros 16 miembros de la Administración han sido designados a través de una orden del Ministerio del Interior publicada este martes en el Boletín Oficial del Estado.

La representación de los miembros de la Policía Nacional en el Consejo de Policía se estructura por Escalas, con un representante cada 6.000 funcionarios o fracción. Tras el proceso electivo, los 16 representantes quedan distribuidos del siguiente modo:

Nueve consejeros para la coalición SUP-UFP, seis de ellos pertenecientes al SUP y tres a la UFP: un consejero de la Escala Ejecutiva, uno de la Escala de Subinspección y siete de la Escala Básica

Cinco consejeros del CEP pertenecientes a la Escala Básica

Un consejero de la coalición CEP-SPP de la Escala Ejecutiva

Un consejero del SPP de la Escala Superior

El Consejo de Policía es un órgano de participación de la Policía Nacional y de la Administración en la determinación de sus condiciones de empleo o trabajo, la prestación del servicio, materias relacionadas con el Estatuto profesional o la solución de posibles conflictos colectivo.

Consulta a la Agencia de Protección de Datos

En el transcurso de la reunión para la constitución del Consejo, el Director General de la Policía informó de que se está a la espera de la respuesta de la Agencia de Protección de Datos ante una consulta planteada por la Junta Electoral. Algunas organizaciones sindicales plantearon dudas sobre la legalidad del proceso electoral y solicitaron se les remitiese el listado con la identidad de los policías que habían efectuado su derecho al voto. La Junta Electoral considera que el acceso a este listado podría vulnerar el derecho a la intimidad de los votantes y por ello ha planteado esta cuestión a la Agencia de Protección de Datos, quien aún no ha contestado. El censo de los potenciales votantes sí está a disposición de los sindicatos.

Además, el Director General de la Policía ha informado de la solicitud de una auditoria informática para determinar si hubo o no errores en el proceso telemático de las elecciones al Consejo del pasado mes de junio.

FUENTE: www.asturi.as