Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El concejal de Unió des Poble de Ciutadella, Joan Triay, acusa, en un escrito, a la alcaldesa, Pilar Carbonero, de pretenderampararse en la Ley de Protección de Datos Personales para evitar tener que responder en el próximo pleno a nuevas preguntas en relación al ‘megapiso’ de la calle Sevilla, un polémico expediente salpicado de irregularidades, que pone en tela de juicio el proceder del área de Urbanismo que controla la propia edil.    

La contundente reacción de Triay es la respuesta al doble escrito dirigido por Carbonero a PP y UPCM en relación a una supuesta filtración de informaciones relacionadas con este expediente que, según la alcaldesa, podría haber vulnerado la Ley de Protección de datos.

Las obras de la calle Sevilla acogen la construcción de una nave de tres plantas y sótano, cuyos dos primeros pisos (1.200 m2) se dedicarán a vivienda, según el último proyecto básico presentado por el promotor.

Se acusa al PSOE de haber permitido el inicio de los trabajos sin contar con la previa licencia de instalación, al amparo de un presunto silencio administrativo concedido sobre una licencia nula de pleno derecho, cuyo proyecto ejecutivo se presentó fuera de plazo.

La oposición señala con el dedo a la propia Carbonero y a la gerente del área, Sandra Díaz, cuyo marido, Miguel Ángel Apesteguía, es el arquitecto redactor y director de las obras. PP y UPCM han pedido su cese.

En su escrito, UPCM acusa a Carbonero de “desviación de poder” y de “posible usurpación de funciones legalmente asignadas a la Agencia Española de Protección de Datos”. Recuerda que el derecho a la información tiene primacía sobre el derecho a la intimidad y al honor y que la información sobre “proyectos y licencias de obra” está exceptuada de la Ley de Protección de datos. Para UPCM, estamos ante una “tentativa de obstaculizar la función pública de control” de la oposición".

 

FUENTE: www.menorcadiario.net