Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El clima de conflicto en la Jefatura de la Policía Local de Chiclana sigue en aumento. El último episodio se refiere a la instalación de cámaras de seguridad en las dependencias policiales sin cumplir con los trámites legales y la posterior denuncia que ha hecho el Sindicato de la Policía Local ante la Agencia de Protección de Datos.

El citado sindicato remitía ayer un comunicado en el que anunciaba que el jefe de Policía, José Manuel Vallejo, está siendo investigado por posible vulneración de la ley de protección de datos. «Antes de presentar dicha denuncia este sindicato, conjuntamente con CSI-CSIF y FSP-UGT comunicó al alcalde que el jefe había expuesto una nota-orden interna advirtiendo que todas las cámaras están operativas y que los trámites estaban en marcha». Sin embargo, los funcionarios aseguran que entre otras irregularidades visibles está la falta de un cartel que avise de la existencia de un sistema de grabación; «por lo que cualquier ciudadano puede estar siendo grabado sin que lo sepa».

Según el sindicato, la Agencia de Protección de Datos «está realizando las oportunas actuaciones de inspección» por si cabe iniciar un expediente sancionador.

FUENTE: www.lavozdigital.es