Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

TRAS tres años de investigación, la Agencia Española de Protección de Datos ha sido la última en manifestarse sobre el caso del presunto 'maquillaje' de las listas de espera. Finalmente, tras la participación de la Fiscalía y del Juzgado de Instrucción, de la investigación de Salud y del hospital y de la inspección de la Agencia de Protección de Datos, se ha archivado el último recurso administrativo que buscaba posibles errores. Al final ha sido porque ha prescrito la infracción pero en el análisis de la resolución ni se acusa al hospital ni al Servicio Andaluz de Salud de una práctica irregular. Sólo se comprueba que ciertamente hubo algunas inexactitudes en una cantidad mínima de historias y que la infracción que eso supondría ha prescrito. Aunque sin culpables judiciales, multas ni aclaración exacta de los hechos, el caso ha servido para que el SAS revise sus procedimientos y no dude de que, como servicio público, tiene que actuar con limpieza, pulcritud y valorando la auditoría diaria de su gestión que realizan cada día los usuarios.

FUENTES: www.granadahoy.com