Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), ha mostrado su "particular interés" en la posibilidad de que las autoridades nacionales de control de datos personales "puedan participar con pleno amparo legal en actividades de investigación y auditoría realizadas en otro Estado miembro de la Unión Europea (UE) cuando los hechos objeto de análisis afecten a individuos bajo su tutela".  

Así lo solicita en las propuestas que ha remitido a la Comisión Europea sobre la futura revisión de la Directiva 95/46/CE, relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos.

En la misma línea, pide mejorar los procedimientos de cooperación e intercambio de información entre estas autoridades de control.

'Derecho al olvido'

Por otro lado, las preocupaciones en torno al tratamiento de datos en la web centran la mayor parte de las propuestas de la Agencia. Así, a su juicio, el marco comunitario debe clarificar las posibilidades del ejercicio del llamado derecho al olvido en Internet,"a través de medidas de obligado cumplimiento para los responsables del tratamiento, que permitan desaparecer de la Red a aquellos usuarios que así lo deseen".

Y es que, dice, "aparecer en buscadores o redes sociales plantea, para muchos usuarios, problemas personales, sociales y laborales, por lo que muchos desearían que dicha información personal dejase de estar disponible en Internet, borrándose el rastro creado durante el tiempo que lo utilizaron". Por ello, exige que se garanticen "mecanismos sencillos para el ejercicio de este derecho, la adopción de tecnologías que impidan la indexación de datos de carácter personal por motores de búsqueda y su aplicación efectiva en plazos perentorios".


La Agencia pone de manifiesto, por otra parte, que el usuario aporta información a Internet de forma inconsciente mientras navega, de manera que es posible extraer datos en cuanto a su perfil pudiendo ser singularizado a través de identificadores aunque su nombre real no se conozca. De este modo, propone configurar una definición de dato personal "que incluya técnicas para el tratamiento de la información que permitan singularizar a una persona o usuario, de forma que el concepto de dato personal cubra aquellas situaciones en las que se desconoce el nombre del sujeto, pero se tiene un perfil completo sobre él".

Asimismo, persigue, teniendo, sobre todo, en cuenta la especial protección que se ha de conferir a los menores en el marco de Internet, "acuñar símbolos o iconos informativos sobre el tratamiento de protección de datos", al igual que se ha hecho en otros sectores -como el tráfico o la seguridad-, que permitan a los usuarios conocer las características de los tratamientos que se están llevando a cabo.

Sustituir la prohibición para tratar datos relativos a categorías especiales por la obligación de establecer garantías apropiadas para garantizar su buen tratamiento; armonizar el régimen sancionador aplicable a nivel europeo; o fomentar sistemas de autorregulación, son otras de las propuestas hechas por la Agencia a la Comisión Europea.

 

FUENTE: www.eleconomista.es