Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El presidente de la Asociación para la Prevención y Estudio

de Delitos, Abusos y Negligencias en Informática y Comunicaciones Avanzadas (APEDANICA), Miguel A. Gallardo ha presentado en la Audiencia Nacional una denuncia penal contra las compañías Sony y Microsoft por no garantizar la seguridad de los datos bancarios y privados de sus clientes.

Las consecuencias legales por el reciente fallo de seguridad en Playstation Network se siguen produciendo. La última organización en emprender acciones legales contra Sony es APEDANICA.

El presidente de la organización ha acudido a la Audiencia Nacional para presentar una demanda contra Sony y Microsoft. Según el documento de donde se precisan las acusaciones, facilitado a Portaltic, se requiere a la justicia española que investigue a las dos compañías por no haber garantizado la seguridad de los datos de los usuarios.

"Las empresas MICROSOFT y SONY tienen la responsabilidad de garantizar la seguridad, intimidad y privacidad de sus usuarios registrados en redes de videojugadores y deben informar públicamente de las medidas que se deben tomar para intentar evitar, o al menos reducir, riesgos, daños y perjuicios, además de que los hechos deben ser investigados judicialmente por ser constitutivos de presuntos delitos con una gran pluralidad de afectados en varios países", apunta APEDANICA en el documento presentado en los juzgados.

Desde la organización consideran muy graves los hechos producidos y por ello han presentado una denuncia penal para que la justicia investigue las prácticas de Sony y Microsoft a fin de concretar el grado de responsabilidad de las dos compañías en el posible robo de datos de los usuarios.

Desde APEDANICA se insta a la justicia a consultar a la Agencia Española de Protección de datos sobre las prácticas de ambas compañías y ha determinar si las medidas de seguridad de sus servicios garantizan los derechos de privacidad de los consumidores.

FUENTE: www.europapress.es