Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Los trabajadores de la compañía de telemarketing Sykes que la pasada semana denunciaron "el acoso y la campaña de presión" que, a su juicio, inició la empresa con su "política de sanciones" cumplieron su amenaza de llevar a la firma ante la Agencia de Protección de Datos por "vulnerar derechos fundamentales de los empleados". Una miembro del comité de empresa del centro que la teleoperadora norteamericana tiene en el polígono de A Grela presentó una denuncia ante el organismo de control en la que acusa a la compañía de grabar las llamadas de los clientes sin informar previamente de ello y de grabar todas las conversaciones privadas que los trabajadores mantienen durante su jornada laboral. 

"La empresa utiliza las grabaciones para sancionar a los trabajadores. Cuando solicité los CD con mis grabaciones aparecieron todas las conversaciones, tanto las llamadas a los clientes como mis conversaciones personales con compañeros. Las ocho horas y media de mi jornada laboral están grabadas", argumenta la denunciante, quien asegura que su próximo paso será acudir a la Justicia. 

"Me voy a querellar porque me parece muy fuerte no poder tener una conversación con tu compañera de trabajo sobre tu vida privada. En las grabaciones están todas las conversaciones, incluso en las que se habla de enfermedades", critica esta trabajadora, que pertenece al comité de empresa y a quien Sykes abrió un expediente disciplinario -está suspendida de empleo de manera indefinida hasta que el proceso se resuelva- por hacer mal uso de los tiempos administrativos, según su versión. Este diario intentó ayer sin éxito obtener la versión de la dirección. 

Alberto Casal, también del comité empresa, se encuentra en la misma situación que su compañera y asegura que tanto él como otros empleados también denunciarán ante la Agencia de Protección de Datos una vez tengan en su poder las grabaciones que presentarán como prueba. Y acudirán igualmente a los tribunales.

 

"Nos explicaron verbalmente que cuando se habla con los clientes se graba, aunque a ellos sólo se les informa en casos concretos, pero nada más", sostiene Casal, miembro de la sección sindical de CGT. Este sindicato, junto a todo el comité de empresa -que convocó para hoy un paro de 11.30 a 12.00 horas frente al edificio de Sykes para protestar contra esta situación-, denuncia a su vez que los expedientes disciplinarios abiertos a "casi la mitad del departamento de Lead Generation de Vodafone tienen "una única finalidad: poder acabar con una campaña que no debe ser muy rentable y despedir a los miembros del comité, que son el 80% de este servicio". 

Datos al alcance de cualquiera 

La denuncia también incluye documentación personal de los clientes, (cuentas bancarias, DNI, números de teléfono, etc.) a la que, según la denunciante, "puede tener acceso cualquier persona de la empresa o ajena a ella". Por eso pide que el órgano de control inicie un procedimiento sancionador, que según CGT ya sancionó a esta empresa con 300.000 euros de multa.

 

FUENTE: www.laopinioncoruna.es