Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

La Audiencia Nacional de España ha dictado una providencia en la que pregunta a Google y laAgencia Española de Protección de Datos (AEPD)si desean consultar la opinión del Tribunal de Justicia Europeo, con sede en Luxemburgo, sobre el caso que les enfrenta por el llamado “Derecho al Olvido”, que intenta determinar quién debe eliminar en Internet los enlaces a contenidos con datos personales.

Se trata de casos de ciudadanos cuyos nombres aparecieron en boletines oficiales del gobierno o en la prensa por haber sido sujetas a alguna sanción. Aunque son problemas que datan de muchos años atrás, y ya estas personas superaron los hechos, cumplieron su responsabilidad o pagaron sus condenas (según sea el caso) sus nombres permanecen en la red y es fácil llegar a ellos con sólo realizar una búsqueda en Google. Es decir, que la gente queda con su reputación “manchada” en Internet.

España exige a Google que cambie su algoritmo de búsquedas para que entre los resultados no salgan estos “expedientes oscuros”. Se basa en la Ley de Protección de Datos para realizar tal petición. Pero al existir dudas sobre la interpretación del derecho comunitario, la justicia española deja abierta la opción de consultar al Tribunal Europeo sobre quién debe retirar estos enlaces que “afectan la reputación” de ciertos ciudadanos.

Además, la Audiencia Nacional de España considera que el fondo de la resolución que se adopte afectará a otros países europeos, y recuerda que la ley obliga a escuchar a las partes, que tienen 15 días para informar, antes de plantear una cuestión prejudicial. El trámite es un procedimiento previo a la resolución que adopten los magistrados sobre el fondo del asunto, del que pueden hacer uso los tribunales de todos los países de la Unión Europea cuando tienen alguna duda sobre la interpretación de las normas comunitarias, destaca el Diario El Mundo.

 

FUENTE: www.fayerwayer.com