Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo.

Rallo, quien viajó a Washington con motivo de la Cumbre Anual de la Asociación Internacional de Profesionales de la Privacidad (IAPP), añadió que la naturaleza cambiante de las nuevas tecnologías deja al usuario desconcertado ante las posibilidades que ofrecen, y prácticamente ciego ante "políticas de privacidad que nadie lee", o que son sencillamente ilegibles".

Ante ese panorama, redes como "Facebook tienen que hacer de la información al usuario la columna vertebral que legitime su servicio", indicó Rallo.

Cada vez más usuarios, sin embargo, denuncian lo contrario, cuando descubren por advertencias externas que los ajustes de privacidad de la red social han vuelto a cambiar y que debe atravesar media docena de pasos si quiere desactivar una opción que compartirá sus datos con terceras personas o empresas.

Esa "información deficiente" y la "falta de claridad sobre el destino de los datos" que proporcionan, hace que algunos usuarios lleguen a "banalizar el riesgo" al que se enfrentan, y que no piensen en el efecto que puede tener su comportamiento.

"Pero cada vez son más los ciudadanos conscientes, que intuyen que hay riesgos, o incluso a los que les causa problemas el uso que han hecho de Internet", aseguró.

Los casos de despidos o de cambios en los procesos de selección para puestos de trabajo a raíz de la información publicada en el perfil de Facebook son toques de atención muy eficaces para los usuarios más despreocupados, agregó.

Pero la expansión descontrolada de las tecnologías de la información hace cada vez más difícil "luchar contra las brechas" en la privacidad, por lo que Rallo considera "clave" que tanto las sociedades de protección de datos como la industria no se dediquen sólo a reaccionar, y tomen en cambio "medidas preventivas".

En ese sentido, la AEPD tiene esperanzas en la revisión que la Comisión Europea está haciendo de su Directiva Europea de Protección de Datos, para incorporar más medidas que hagan responsables a las empresas ante sus violaciones de privacidad, un tema que Rallo presentó en la Cumbre celebrada en Washington.

"Estamos en un momento interesante. Hay un movimiento dirigido a aproximar modelos, norteamericano y europeo: ellos se preguntan cómo perseguir las brechas de seguridad y nosotros cómo hacer que las empresas no den pie a violaciones", señaló Rallo.

El director de la AEPD apuesta en ese contexto por la idea de la "privacidad a través del diseño", es decir, exigir a los "ingenieros que crean una red social con el fin de compartir cuanta más información posible, que incorporen la protección de datos a su estructura básica".

El concepto puede ayudar a prevenir casos como el de Google Street View, cuya captación de datos personales de los usuarios a través de las redes Wi-fi mereció la apertura de un expediente a Google España el pasado octubre.

Ese proceso de sanción está suspendido, por el momento, en espera de que concluya una investigación penal sobre el mismo asunto en un juzgado de Madrid, pero enfrenta a Google España a multas de cientos de miles de euros una vez que se reanude.

FUENTE: www.hoytecnologia.com