Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.

El Ayuntamiento de Santa Brígida apunta a un vecino con antecedentes penales compinchado con un empleado municipal de la Concejalía de Cultura y Festejos como el principal responsable del caso de las cartas a los reyes magos tiradas a las calles de Santa Brígida. Para el grupo de gobierno, ambos son los presuntos dos autores de una "patraña inventada para perjudicar al grupo de gobierno a pocos meses de las elecciones municipales, sin importarles el daño inferido colateralmente a los niños del municipio".

El alcalde de Santa Brígida, Lucas Bravo de Laguna, aseguró ayer que la investigación municipal ordenada por él ha dado como resultado que "el vecino que denunció las cartas supuestamente tiradas en la calle es una persona con antecedentes penales que tiene pendiente un juicio por estafa y falsedad, por las que el fiscal le pide cinco años". Bravo de Laguna afirmó que el denunciante tiene desde hace tiempo una especial animadversión hacia su persona, "por lo que todo este tinglado ha sido orquestado para erosionar la imagen del grupo de gobierno a pocos meses de las elecciones del próximo mes de mayo".

La investigación municipal ha llegado a la conclusión de que el denunciante del caso pudo tener la complicidad de un empleado de la Concejalía de Cultura y Festejos. "Todos los indicios apuntan a esa persona y nosotros actuaremos para depurar responsabilidades. No sería extraño que se le facilitaran las cartas desde dentro del Ayuntamiento para poder fotografiarlas desparramadas".

Cartas custodiadas

El concejal de Cultura y Festejos, Nicolás Benítez, manifestó que "tenemos 186 cartas custodiadas y a buen recaudo bajo llave. Creo que aquí alguien ha actuado de mala fe y ha metido a los niños en medio para ir contra los políticos. Es absurdo que el ayuntamiento tire a la basura unas decenas de cartas y el resto las guarde bajo llave".

La portavoz municipal de Coalición Canaria, Victoria Casas, presentó una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos tras "el grave episodio vivido. Los hechos demuestran una falta total de escrúpulos por parte de quienes tenían la obligación de guardar las misivas".

Por su parte, el secretario de Organización de Nueva Canarias en Santa Brígida, Nicolás Díaz, solicitó al alcalde una "inmediata investigación de los hechos" y la destitución del concejal de Cultura y Festejos por estos hechos.

En la denuncia presentada se adjuntan fotocopias de la entrega por parte de un particular de 79 de esas cartas, fotografías de las mismas, fotocopias de una de las misivas donde aparecen los datos de un menor y las denuncias presentadas por dos vecinos del municipio.

Coalición Canaria solicita en su escrito remitido a la Agencia Española de Protección de Datos que "se inicie un procedimiento sancionador o de infracción de las Administraciones Públicas o se incoen actuaciones con el objeto de determinar si concurren circunstancias que justifiquen tal iniciación".

La oposición ha considerado inadmisible que las cartas de los niños de Santa Brígida fueran encontradas en una vía céntrica de la villa tras la cabalgata.


FUENTE: www.laprovincia.es